invitacion__0.jpg

En 1808 los catalanes al igual que el resto de los españoles pero con más intensidad, si cabe, se alzaron en armas contra los ocupantes franceses .Sus ideales eran básicamente la defensa de la Fe (contra el ejército francés portador de las ideas antirreligiosas de la revolución francesa) y el patriotismo español, por supuesto fundido con un entrañable amor a Cataluña. Aquellos hombres amaban a Cataluña y a España como un todo inseparable.

En los primeros meses de la guerra. surgieron en toda España las Juntas locales como organismos dedicados a organizar la lucha de las guerrillas y el Ejército contra los franceses. Posteriormente se subordinaron todas a la Junta Central con sede en Andalucía que hacía las veces de gobierno patriota clandestino, organizador y financiador de la resistencia militar.

Estos son algunos de los artículos que debían jurar los miembros de la Junta Suprema del Principado de Cataluña (subordinada como todas a la Junta Central).

Artículo 1:¿Jura usted ante Dios y ante esta señal de la Cruz dar hasta la última gota de sangre en la defensa de nuestra santa religión católica, apostólica y romana con la pureza con la que la abraza la nación (España)?

Artículo 2: ¿Jura usted defender la pureza de la Inmaculada Concepción de nuestra tierna Madre, María Santísima?

Artículo 3¿Jura usted defender esta provincia (Cataluña), hasta morir, de cualquier enemigo de nuestro augusto soberano, Fernando VII?

Artículo 4:¿Jura usted procurar cuantos auxilios puedan darse a las demás provincias de España en la misma causa que Cataluña ,la destrucción del emperador de los franceses.?

Artículo 5: ¿Jura usted contribuir con todas sus fuerzas a la reunión de todas las provincias bajo un gobierno superior y a no consentir la desmembración de la menor parte de la corona?

La Fe, con especial énfasis en la devoción Mariana y el patriotismo español , recogidos en estos artículos, reflejo de la mentalidad de los catalanes de la época , llevaron a miles de somatenes y “miquelets” catalanes a lanzarse a la lucha armada, en colaboración con el ejército español, contra los franceses; Bruch, Santa Coloma o las inmortales defensas de Gerona y Tarragona (además de muchas otras acciones menos conocidas que iremos viendo) dan testimonio de la fuerza de aquellos ideales

En la triste Cataluña de nuestros días, parte de cuya población ha asumido las ideas revolucionarias de origen francés contra las que lucharon sus antepasados, la Guerra de la Independencia se ha convertido en un incómodo testimonio de que otra Cataluña ,católica ,hispánica y tradicional, fue posible. Por eso su bicentenario ha sido casi ignorado por la Cataluña oficial.

Pero la historia no se puede borrar por más que algunos quisieran y en perspectiva debemos recordar la Guerra de la Independencia en Cataluña como un momento luminoso en que Cataluña luchó con enorme heroísmo por defender su auténtica esencia, católica, hispánica y tradicional.

Rafael María Molina. Historiador

Fuente: Historia de la Guerra de la Independencia en Cataluña. Adolfo Blanch. 1861. (reeditado en 1968).