foto.jpg

 

La-motte-houdancourt.jpg

Mariscal La Mothe Hodancourt

Numerosas ciudades y villas catalanas defendieron con valor su identidad hispánica en la Guerra de los Segadores entre 1640 y 1659, entre ellas Lérida, Tarragona y Gerona. También fue el caso de Tortosa que en abril de 1642 recibió el ataque de 8.000 soldados franceses al mando del mariscal La Mothe Hodancourt. Previamente las tropas francesas habían conquistado Ulldecona, un nudo de comunicaciones entre Tortosa y el norte del Reino de Valencia.

Tortosa estaba defendida por sus propios vecinos y por 1.500 soldados castellanos al mando del Conde de Aguilar. Los franceses iniciaron un duro bombardeo e iniciaron un asedio formal que duró un mes. Finalmente se lanzaron al asalto de la villa cuando lograron abrir algunas brechas en la muralla. Pero hallaron una durísima resistencia a cargo de los soldados y de los ciudadanos . Destacaron por su valor las mujeres tapando la brecha en la muralla con ladrillos y según las Relaciones los ciudadanos lucharon con coraje portando un estandarte con la imagen de la Inmaculada Concepción.

35545847.jpg

Mapa militar francés de Tortosa

Tanto soldados como ciudadanos, incluyendo a las mujeres y a los religiosos lucharon con valentía y tras cuatro horas de dura lucha consiguieron hacer retroceder al enemigo. Los franceses finalmente se retiraron vencidos el 3 de mayo por el Coll d´Alba tras haber perdido 2.000 hombres entre muertos y heridos.

RAFAEL MARÍA MOLINA. Historiador

Fuente: La guerra dels Segadors a través de la premsa de l época. Henry Ettinghausen. V I.