Heroísmo catalán en Marruecos 1924


dfd

En agosto de 1924, el Ejército español se vio enfrentado de nuevo a un desafío militar de primer orden en Marruecos. El levantamiento general de las kábilas o tribus rifeñas del Sector occidental del Protectorado español dejó en situación precaria a casi 30.000 soldados españoles, asediados en casi 200 puestos avanzados aislados. El hecho era más grave aún porque parecía una repetición de lo ocurrido 3 años antes en el desastre de Annual en el que murieron 9000 soldados españoles. Si se producía un nuevo desastre, esta vez las bajas podrían ser 3 veces mayores y una auténtica catástrofe.

Para evitarlo, el gobierno del general Primo de Rivera organizó una gran contraofensiva militar encabezada por fuerzas de la Legión. También tuvieron un papel destacado los Regulares, fuerzas marroquíes con oficiales españoles. Su misión sería liberar y evacuar a los soldados de los puestos asediados, abriéndoles paso. Es lo que se conoce como Retirada de Xauen o Campaña de Xauen.

El resultado fueron cuatro meses de durísimos combates entre el ejército español y la guerrilla rifeña formada por combatientes bravos y fanáticos al mando de su astuto e implacable líder Abd el Krim el Jatabi. Aunque la Legión y los Regulares tuvieron el papel principal en el bando español, también participaron en la contraofensiva española diversas y numerosas unidades de nuestro ejército.

Entre ellas tuvieron un papel importante diversas unidades con base en Cataluña, como el Batallón de Cazadores de Barcelona, el de de Estella, de Alfonso XIII y el de Reus, fuerzas con base en el castillo de Montjuic, Granollers, Seo de Urgel y Manresa, respectivamente.

La unidad catalana más destacada en esta campaña fue el Batallón de Cazadores de Barcelona que se distinguió en la liberación de la posición de Yebel Habib... También en la de Rokba el Gozal cuya defensa y liberación le costó dolorosas bajas, como la del capitán Vicente García del Busto. También sufrió fuertes bajas y luchó con valor en el aprovisionamiento de la posición de Bab es Sor.

Finalmente hacia mediados de Diciembre culminó la operación, habiéndose logrado evacuar y salvar a casi el 90% de los soldados asediados. Aún así murieron en total casi 1700 españoles .Las bajas rifeñas fueron de unos 1200 muertos. La Legión y los Regulares, con jefes como los entonces comandantes Franco y Mola, acreditaron su extraordinaria capacidad en esta dura batalla. A continuación se reforzó al ejército español en Marruecos llegando a los 120.000 hombres. Al año siguiente en 1925, Legionarios y Regulares encabezarían también el desembarco de Alhucemas que abriría el camino hacia la derrota de los rebeldes y pacificación del Protectorado en 1927

Fuente: Xauen 1924. La campaña que evitó un nuevo Annual. Vicente Fernández Rivera. Madrid 2013

Historia de las campañas de Marruecos. Servicio Histórico Militar. Tomo 4. Madrid 1981.

Rafael María Molina Sánchez. Historiador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s