Un ya casi moribundo Dalí, se despedía de los medios con un:”¡Viva el Rey, viva España, viva Cataluña!”