“¿Quo Vadis PP catalán? Lo que se juega en el Congreso del PP este finde”, por Joan Fornells Barnils


milloalbiol.jpg

 

Este fin de semana se celebra el Congreso nacional del Partido Popular. Entre bambalinas, se cuece un pulso que afectará directamente al PPC. Se trata de la lucha interna entre Cospedal y Santamaría.

La actual secretaria general del PP, y ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, en este congreso tratará de salvar la secretaría del partido y contrarrestar el omnipoder desplegado por Soraya. El teatro de operaciones de esta batalla de poder se jugará en Cataluña.

Cospedal tiene su apoyo en Cataluña al incondicional (término etéreo en los partidos) García-Albiol. Parecía así que la articulación en el PPC era sólida y estaba consolidada. Las aguas de un más que agitado PP catalán desde que rodó la cabeza de Alejo, cual nueva María Antonieta.

Todo iba bien, hasta que como Patton desembarcó en Sicilia, “la Soraya” se dejó caer en Cataluña. Promovió el nombramiento de Enrique Millo como Delegado de Gobierno en Barcelona, y esto congeló la sangre de García Albiol y medio PP catalán. El “Síndrome Alejo” sigue sobrevolando por el Principado.

Desde entonces, el PP catalán se ha convertido en un hervidero de rumores mezclado con una olla de grillos. Todo paralizado. Soraya ha invadido con su sombre la Delegación de gobierno y “la Cospedal” trata de controlar los restos de un partido cenizo en el que los Fernández Díaz quieren seguir manteniendo sus prebendas.

Soraya representa el ”Plan A” contra el nacionalismo. Un Plan A que no existe. Porque su única motivación por sus frecuentes visitas a Cataluña, fue testear el Partido y comprobar si los podía usar como arma arrojadiza contra la testa de Cospedal. Lo más preocupante es que tampoco existe Plan B.

Como mucho, podríamos decir que existe el Plan “M”. Es el Plan de Millo, el más eficaz, el que ya se ha realizado, el que ha culminado una trayectoria política que los hagiógrafos del futuro no serán capaces de desentrañar. El Plan “M” consiste en que poder quiere el poder total en el PPC. Y ya está a un 96,7% de conseguirlo.

Millo, proveniente de Unió Democrática, que ofreció su cuerpo serrano a ERC y, por fin, fue acogido por un desangelado PP; parece el perfil idóneo para negociar con unos nacionalistas que no quieren negociar. Por su parte, García Albiol no gusta en la Moncloa. El ex alcalde de Badalona, acostumbrado a lanzar pullas constantes, y con un tono agresivo contra los nacionalistas, no es el perfil que quiere Soraya. ¡¡¡El PP es moderadooooo!!!, a ver si se enteran de una vez. Ni Alejo, ni Albiol, sólo moderación.

Cospedal, para ganarse la confianza de Rajoy y unos cuantos puntos, se humilló confensando la culpabilidad del Ministerio que dirige en el asunto de la tragedia del Tack-42. Todo por el poder. Ahora Cospedal necesita una muleta llamada Albiol. El Congreso regional del PP se ha aplazado en espera de cuál será el resultado de correlación de fuerzas. Entonces se desenfundarán las espadas y correrá la sangre. Alicia-Sánchez Camacho lanzará su último canto del cisne. No perdona a Millo que haya sustituido a su íntima Llanos de Luna. García Albiol ha engrasado los resortes internos para ser presidente. Uno de los más importantes es el apoyo que le ha ofrecido Alejandro Fernández, presidente provincial del PP de Tarragona.

Por último nos queda en entramado Fernández Díaz y Alberto Villagrasa (eternamente peleados). Este último, hombre de partido en estado puro, se posiciona con Dolores Montserrat. Y por tanto, será uno de los peones con los que ha de jugar Cospedal y que refuerzan a García Albiol. Pero Villagrasa tiene también muchos enemigos en el partido. Ha controlado las disidencias con mano férrea. Pero ello le ha grajeado demasiadas enemistades.

Pase lo que pase, el PP catalán nunca podrá curarse del “Síndrome Alejo Vidal-Cuadras” propiciado por José María Aznar. Cuando has ofrecido la cabeza de tus hombres en bandeja de plata al enemigo, éste cada vez te exigirá más y más.

Joan F. Barnils

2 comentarios

  1. Si es de la misma tendencia que la naziseparrata Camachova, lo mejor para España y para el PutaPena es que se quede en casa y no salga.
    Porque para destruir al Puta Pena ya estan el Marranno, la chochona morena, la chochona castaña, y todos los de la mafia que estan subvencionando y apoyando a los terroristas separatistas.

    Me gusta

  2. Y, en todo esto, ¿que papel le tocará jugar a la joven Andrea Levy, en tiempos parte del equipo de Sánchez-Camacho y ahora del equipo catalano-nacional de Rajoy?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s