El indio Winnetu, otra víctima de la dictadura de la corrección política


Nueva caza de brujas de la corrección política y el pensamiento único. En Alemania una editorial ha tomado la decisión de retirar del mercado dos libros infantiles inspirados en el indio Winnetou, personaje creado a finales del siglo XIX por Karl May, un autor que goza de gran popularidad en este país.

La editorial alemana adoptó esta decisión tras recibir acusaciones de difundir estereotipos racistas y coloniales. Los libros habían sido publicados con motivo del reciente estreno de la película El joven jefe Winnetou y han generado reacciones negativas por su visión de los indios, llena de clichés y falsedades, según los críticos, que también están reclamando la retirada del film, de producción alemana.

La editorial se ha disculpado con las personas que hayan podido sentirse ofendidas. Mientras, en las redes sociales y los medios de comunicación alemanes se ha generado un agrio debate.

Karl May es un escritor muy conocido en Alemania, donde generaciones de lectores crecieron con sus novelas del Oeste americano, territorio que el autor jamás pisó. Sus novelas fueron además leídas con fruición por Hitler.

Contra lo que critican los paurdos de la corrección política, May subraya en sus historias el heroísmo de Winnetou y su tribu, mientras que los colonos blancos suelen aparecer como villanos. Sus novelas también expresan el deseo romántico de una vida sencilla en contacto con la naturaleza.

¡Dictadura global!



Categorías:Corrección política

3 respuestas

  1. Ya pasó en otra ocasión con otro libro, en aquel caso, uno de los cómics, creados por el autor belga; Hergé, concretamente; «Tintín en el Congo», obra que «sentaron» literalmente en el banquillo de los acusados, por considerarla «racista». Parece también que, en Estados Unidos, hay ahora una auténtica «caza de brujas» contra determinados libros que son «makl vistos».

    Me gusta

  2. No son «palurdos de la corrección política»

    Detrás hay todo un movimiento, inventando y manejado por los soros, para dividir los Estados Unidos entre opresores (el hombre blanco, macho y cristianos ) y los demás, que son oprimidos por esos malvados opresores extranjeros.

    Pero, como exige la praxis marxista revolucionaria, lo primero es despertar la conciencia al oprimido de que está oprimido.

    De ahí las acusaciones de «racista» a una novelas que no han leído.

    La censura es naturalmente eso de lo «políticamente correcto» (¿quién lo dice?; ¿con qué inconfesable fin?) y hacer el escándalo para forzar a la editorial a retirar la obra del comercio.

    Han vuelto los comunistas y, hoy como ayer, siguen odiando al hombre europeo cristiano, al que intentan destruir. La ideología con que lo hagan no importa.

    Son muy malas noticias para Alemania que esa editorial se haya arrodillado a Soros.

    Tenemos cada vez menos libertad.

    Las minorías no deben gobernar a las mayorías.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

DESPERTA

Red sociocultural

A %d blogueros les gusta esto: