Discoteca prohíbe mirar a otras personas sin consentimiento previo


El Club 77, ubicado en Sídney ha anunciado que expulsará del recinto a las personas que sean sorprendidas mirando a alguien sin previo consentimiento.

Aseguran que «la creación de un espacio seguro va más allá de la implementación de prácticas para hacer frente a los incidentes después de que hayan ocurrido» y es por ello que se sienten obligados a «educar a los nuevos asistentes y ayudarlos a comprender lo que se considera un comportamiento inaceptable dentro del lugar y en la pista de baile».

Así que si alguien acude a la discoteca con intenciones de ligar, tendrá que comenzar a hacerlo con un consentimiento verbal por parte de la otra persona.

Además, para tenerlo todo bajo control, la discoteca ha contratado a un equipo de seguridad, que irán uniformados con un chaleco de color rosa para ser distinguidos de los demás.

¡Viva la democracia! ¡Vivan las cadenas!



Categorías:Corrección política

4 respuestas

  1. También hay personas con trastornos mentales que, en un autobús o en un vagón de metro, se te acercan y te miran fijamente durante media hora.

    A mí me pasó el año pasado en un autobús. Un hombre de unos 50 años, con su madre de unos 80 años, que se quedó mirándome fijamente durante todo el trayecto. Hasta que madre e hijo se bajaron del autobús. Mientras bajaban, la madre le echó la bronca: «¡Basta ya! ¡Ya está bien de mirar fijamente a los demás!» Lo cierto es que, por la cara, ya noté que el hombre no estaba muy bien de la cabeza. Al comprender esto, no me quejé y entendí que al hombre le faltaba uno o varios «tornillos» (como se suele decir).

    Hace unas semanas, me pasó lo mismo, pero en el metro. Esta vez, un chaval joven. Quizá tenía la misma enfermedad. Pero el chaval me perseguía por dentro de los vagones. Y, cuando llegué al primer vagón, me detuve y él se quedó mirándome fijamente. También durante todo el trayecto. No era un carterista. Aun así, me sentí muy incómodo.

    Es evidente que estas personas enfermas no podrían entrar en dicha discoteca de Sídney. XD

    Me gusta

  2. Me pregunto quién es el propietario de ese local y qué espera con eso.

    ¿Impedir que los machos miren a las hembras?

    Naturalmente, porque los machos, especialmente los blancos y cristianos, pero no los morenos musulmanes, son agresivos, peligrosos y pueden montar otro Auschwitz.

    Eso es lo que hay detrás de la medida:

    Que los hombres blancos y cristianos son enemigos de todos y deben ser aniquilados.

    Me gusta

  3. …De un extremo, al otro.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

DESPERTA

Red sociocultural

A %d blogueros les gusta esto: