MEMORIA HISTÓRICA: 34 catalanes asesinados en La Fatarella (Tarragona) bajo el gobierno de Companys


Captura de pantalla 2018-02-13 a las 17.53.17 copia
La Fatarella

“Els fets (hechos)nde La Fatarella”, ocurridos el 25 de enero de 1937, – en plena Guerra Civil -, tuvieron un eco extraordinario en la Cataluña republicana y en los medios catalanes de la época. La mayoría de los payeses de la pacífica y laboriosa villa, hartos de las imposiciones oficiales u oficiosas, a través de los sindicatos y los partidos de izquierdas, respecto a sus propiedades y las tareas agrícolas que debían realizar en ellas, se sublevaron en masa contra la colectivización de sus tierras. El totalitarismo era tal que la consejería de Cultura impartía cursillos sobre cómo criar animales de corral en casa. (BOGC de 9 de gener de 1937).

Lo ocurrido en La Fatarella no fue una “sublevación fascista” contra el Gobierno de la Generalitat, como aseguraban muchos medios: Treinta y cuatro muertos en un solo día, en un pueblo de 2.500 habitantes, son muchos muertos.

Los cenetistas, quisieron imponer la colectivización de las tierras del pueblo a más de doscientas familias Esta exigencia provocó la resistencia de la mayoría del pueblo a la colectivización, impulsada por la CNT. El pueblo en masa quien se sublevó contra la colectivización de sus tierras, y las presiones continuas sufridas por propietarios y aparceros, con amenazas y allanamiento de moradas.

Cuando la Generalitat tuvo noticia del “levantamiento”, Aurelio Fernández, secretario general de la Junta de Seguridad Interior, y Dionisio Eroles, jefe del servicio de Orden Público, dispusieron el envió de fuerzas para “someter a los rebeldes”. Salieron hacia La Fatarella dos camiones con miembros de las Patrullas de Control, y varios coches de los servicios de Investigación y Vigilancia. Acudieron al pueblo gentes armadas de l’Hospitalet, Gandesa, Móra d’Ebre. Más de 500 personas huyeron del pueblo, mientras los vecinos se oponían a que las patrullas entraran armadas en la villa. Se parapetaron en sus casas y respondieron a la provocación. Los asesinatos de payeses regaron las calles, las carreteras y el cementerio, en los que perecieron vecinos de uno y otro bando.

INFOME DE LA GUARDIA CIVIL.- Un informe de la Guardia Civil a la fiscalía de la Causa General, fechado el 29 de enero de 1941, señala que “el carácter de los sucesos ocurridos fue una lucha entre los partidos marxistas de la localidad, sin que se pueda precisar que fuera favorable a ninguno de los Gobiernos nacional o marxista”. Los sucesos ocurrieron por disputarse el predominio de la localidad, entre los diferentes partidos y sindicales de la misma. Esta circunstancia no fue aprovechada por los elementos afectos a la causa nacional para levantarse contra la tiranía roja; fueron motivos económicos los que les llevaron a rebelarse. Respecto a las circunstancias que concurrieron en los asesinatos cometidos, no puede concretarse el fin que perseguían, puesto que entre los elementos de derechas asesinados, también lo fueron tres concejales de significación izquierdista, y otros vecinos de izquierdas. Los elementos derechistas no tomaron parte en dichos sucesos, pero fueron asesinados algunos de esta ideología, entre ellos el cura.

Las represalias se consumaron en saqueos; las fuerzas del orden apresaron 47 personas, afectos a diferentes ideas políticas, y las trasladaron a la Modelo de Barcelona. El presidente, Lluís Companys, visitó a los prisioneros de la “quinta columna fascista” y quedó impresionado al verlos mal vestidos y calzando albarcas. Preguntó: “Aquests són…? Com hem de guanyar la guerra…?”.

SU VOCACIÓN RELIGIOSA.

En 1931, La Fatarella era una población celosa, en su mayoría católica; cumplía el precepto pascual el 60% de la población; recibía el viático el 95% y todos los fieles, la unción de enfermos. Comulgaban unas cincuenta personas los domingos y festivos. Funcionaban dos asociaciones piadosas: el Apostolado de la Oración y las Hijas de María Inmaculada y Santa Teresa de Jesús. Desde el año 1933, fecha en que tomó posesión de la parroquia mosén Rafael Escudé Piñol, funcionaba la Acción Católica, en la rama de jóvenes. Vivía retirado en su pueblo natal, por razones de salud, el que fue párroco de Cabacés (Priorat), mosén José Pascual Masip.

El carácter de la población era netamente conservador; tenían poco arraigo las ideas marxistas y colectivistas. En las elecciones siempre vencían los partidos de orden. Los elementos extremistas, muy pocos en número pero muy activos, alentaron a los descontentos y resentidos a luchar contra el orden establecido y, de manera especial, contra la Iglesia católica.

34 PERSONAS ASESINADAS EL 26 DE ENERO DE 1937

Relación de personas, residentes en el término municipal de La Fatarella, que durante los gobiernos de los partidos integrantes del Frente Popular fueron muertas violentamente. El documento está suscrito por el Ayuntamiento de la villa, de puño y letra, el 8 de noviembre de 1940, por el alcalde, Andrés Font, y el secretario del Ayuntamiento, firma ilegible. Las víctimas de filiación política izquierdista fueron fusiladas a causa de las luchas intestinas mantenidas entre los partidos y sindicatos; no porque realizaran ningún acto a favor del Alzamiento nacional. (S

1.- JOSÉ PASCUAL MASIP, natural de La Fatarella, de 66 años de edad, sacerdote, asesinado el 26 de enero de 1937 en la calle Alta de la población, delante de Ca l’Arany. Ese día, un grupo de milicianos le obligaron a que les acompañara, prometiéndole que no le pasaría nada. Les siguió sin ofrecer resistencia y hablando con sus verdugos, a quienes dijo expresamente que les perdonaba.

2.- FRANCISCO BALSEBRE LLOP, natural de La Fatarella, de 35 años de edad, de derechas, asesinado el 26 de enero de 1937 en la calle Solá de esta población, por vecinos del pueblo.

3.- RAMÓN BASCO BALSEBRE, natural de La Fatarella, de 54 años de edad, afiliado al Frente de Orden, casado con Raimunda Pascual Berengué, asesinado el 26 de enero de 1937 frente al número 5 de la calle Alta. Su cadáver presentaba heridas por arma de fuego. Detenido en su domicilio por anarcosindicalistas del pueblo. Fue conducido al colegio de las Hermanas de la Consolación y trasladado a la ermita de la Misericordia, cercana al cementerio. Dejó viuda y un hijo, Francisco, de 16 años de edad.

4.- FRANCISCO GARCÍA SERRANO, natural de Corbera d’Ebre (Terra Alta) y vecino de La Fatarella, de 82 años de edad, propietario, de derechas, asesinado el 26 de enero de 1937, de madrugada, en la calle Villalba, por forasteros desconocidos, que penetraron en su casa y le obligaron a levantarse de la cama.

5.- ANDRÉS BALSEBRE BALSEBRE, natural de La Fatarella, de 32 años de edad, concejal del Ayuntamiento, afiliado el Frente de Orden. Fue detenido por los anarcosindicalistas en la calle Misericordia, 22 y asesinado el 26 de enero de 1937.

6.- FRANCISCO SEGURA JUAMOT, natural de La Fatarella, de 40 años de edad, labrador, afiliado al Partido Tradicionalista. Fue detenido por Andrés Suñé Cabús, en la calle San Antonio, y allí mismo pereció asesinado el 26 de enero de 1936 por unos forasteros, según declara su madre, Josefa Juamot Diego.

7.- FRANCISCO VAQUÉ DESCARREGA, natural de La Fatarella, de 60 años de edad, labrador, de derechas, asesinado el 26 de enero de 1937, por anarcosindicalistas, en propio domicilio de la calle San Marcos, 11, mientras los elementos revolucionarios sitiaban la población.

8.- CIRILO CABÚS COLAT, natural de La Fatarella, de 24 años de edad, albañil, miembro de Acción Católica. Fue detenido por José Blanch Anguera, según la declaración de su padre, José Cabús Anguera, y un individuo apodado “Potes d’Espart”, en la calle Misericordia, 73. Fue conducido a la carretera de Ascó a Flix, en unión de otros vecinos, donde fueron asesinados el 26 de enero de 1937. Su cadáver presentaba heridas por arma de fuego. Hijo legítimo de José y de María, soltero.

9.- RAMÓN PASCUAL SUÑÉ, natural de La Fatarella, de 64 años de edad, labrador, afiliado al Frente de Orden. Fue detenido por indicación de Pedro Ruana Descarrega (a) “Naroz” y asesinado el 26 de enero de 1937 en la carretera de Flix, junto a otros seis vecinos, por forasteros desconocidos.

10.- JOSÉ BLANC DESCARREGA, natural de La Fatarella, de 48 años de edad, labrador, de derechas, asesinado el 26 de enero de 1937 en la carretera de Ascó a Flix. Fue detenido por anarcosindicalistas cuando regresaba del campo, en su propio domicilio. Fue conducido a un pajar de las afueras de la población y después trasladado en un camión a la carretera de Ascó a Flix, donde fue hallado su cadáver con heridas por arma de fuego.

11.- JOSÉ RUANA CERVELLÓ, natural de La Fatarella, de 23 años de edad, labrador, miembro de Acción Católica. Fue detenido por anarcosindicalistas y asesinado el 26 de enero de 1937 en la carretera de Flix, siendo conducido en un auto junto con otros vecinos.

12.- ANDRÉS LLOP COLAT, natural de La Fatarella, de 56 años de edad, labrador, de derechas, asesinado el 26 de enero de 1937 en Corbera d’Ebre (Terra Alta). Su esposa declaró ante el juez, el 23 de abril de 1938, que lo apresaron los anarquistas; pero pudo escaparse y se dirigió a Corbera d’Ebre, donde fue apresado de nuevo y asesinado por un tal “Calvari”, después de consultarlo con los anarquistas de La Fatarella.

13.- JOSÉ MONREAL GIRONÉS, natural de La Fatarella, de 38 años de edad, propietario, de derechas (callista), asesinado el 26 de enero de 1937 en la calle San Antonio, número 11, por anarcosindicalistas.

14.- JOSÉ BLANCH GIRONÉS, natural de La Fatarella, de 45 años de edad, propietario, afiliado al Frente de Orden. Fue detenido por anarcosindicalistas forasteros en la calle de la Fuente, núm. 2 y asesinado el 26 de enero de 1937 en la calle San Antonio, en el domicilio del vecino Rafael Suñé Gironés, según declaró su esposa. 15.- JOSÉ MASIP GIRONÉS, natural de La Fatarella, de 25 años de edad, sacerdote, vecino de Móra la Nova (Ribera d’Ebre), asesinado el 26 de enero de 1937 en el término municipal de Móra la Nova, por forasteros desconocidos. Hijo legítimo de Ramón y de Ramona.

16.- JUAN ANGUERA CUGAT, de 18 años de edad, labrador, de izquierdas, asesinado el 26 de enero de 1937 en la calle del Solá, por forasteros desconocidos.

17.- JOSÉ CUGAT RUANA, de 34 años de edad, labrador, de izquierdas, asesinado el 26 de enero de 1937 en la carretera de Ascó (Ribera d’Ebre), por forasteros desconocidos.

18.- FRANCISCO RUANA VAQUÉ, natural de La Fatarella, de 52 años de edad, labrador, de izquierdas, asesinado el 26 de enero de 1937 en la calle Baja.

19.- ANDRÉS RUANA CERVELLÓ, natural de La Fatarella, de 44 años de edad, labrador, de izquierdas, asesinado el 26 de enero de 1937 en la calle Prades.

20.- FRANCISCO RUANA LLOP, natural de La Fatarella, de 48 años de edad, labrador, de izquierdas, asesinado el 26 de enero de 1937 en la calle Alta.

21.- JOSÉ DESCARREGA LLOP, natural de La Fatarella, de 46 años de edad, labrador, de izquierdas, asesinado el 25 de enero de 1937 en la calle Misericordia.

22.- JOSÉ PASCUAL SUÑÉ, natural de La Fatarella, de 64 años de edad, comerciante, de izquierdas, asesinado el 26 de enero de 1937 en el cementerio, por forasteros desconocidos.

23.- JOSÉ MARÍA BARDENY MÁS, natural de La Fatarella, de 28 años de edad, albañil, de izquierdas, asesinado el 26 de enero de 1937.

24.- JOSÉ PELLISA VAQUÉ, natural de La Fatarella, de 34 años de edad, labrador, de izquierdas, asesinado el 26 de enero de 1937 en el cementerio. S

25.- JOSÉ CUGAT DESCARREGA, natural de La Fatarella, de 54 años de edad, labrador, de izquierdas, asesinado el 26 de enero de 1937 en el cementerio.

26.- PEDRO SUÑÉ SANS, natural de La Fatarella, de 36 años de edad, labrador, de izquierdas, asesinado el 26 de enero de 1937 en el cementerio.

27.- RAFAEL CUGAT RIUS, natural de La Fatarella, de 27 años de edad, labrador, de izquierdas, asesinado el 26 de enero de 1937 en la carretera de Flix, por forasteros desconocidos.

28.- LUÍS DESCARREGA CUGAT, natural de La Fatarella, de 18 años de edad, labrador, de izquierdas, asesinado el 26 de enero de 1937 en la carretera de Flix, por forasteros desconocidos.

29.- AGUSTÍN GIRONÉS BOADA, natural de La Fatarella, de 18 años de edad, de izquierdas, asesinado el 26 de enero de 1937 en la carretera de Flix, por forasteros desconocidos.

30.- MIGUEL BLANCH LLOP, natural de La Fatarella, de 38 años de edad, labrador, de derechas, asesinado el 26 de enero de 1937 en la carretera de Flix Ascó. Hijo legítimo de José y de Francisca.

31.- JOSÉ PASCUAL PUJADES, natural de La Fatarella, de 38 años de edad, labrador, afiliado al Frente de Orden. Fue detenido por los anarcosindicalistas en Flix y asesinado el 26 de enero de 1937 en la carretera de Ascó, en el lugar denominado La Pedrera. 

32.- JOSÉ SUÑÉ CERVELLÓ, natural de La Fatarella, de 38 años de edad, labrador, de izquierdas, asesinado el 26 de enero de 1937 en la carretera de Ascó, por forasteros desconocidos.

33.- JOSÉ ALBISÓ LLOP, natural de La Fatarella, de 17 años de edad, labrador, de izquierdas, asesinado el 26 de enero de 1937 en la calle del Solá, por forasteros desconocidos.

34.- CAYETANO PASCUAL CUGAT, natural de La Fatarella, de 17 años de edad, labrador, de izquierdas, asesinado el 26 de enero de 1937 en la calle del Solá, por forasteros desconocidos.

MOSÉN MASIP GIRONÉS.- Otro sacerdote, hijo de la villa, que también pereció asesinado fue mosén José Masip Gironés, Era coadjutor de Móra la Nova cuando comenzó la persecución. Un grupo de anarquistas, reunidos en un bar, acordaron que había que eliminar al “vicari”. Sabedores del siniestro propósito, amigos y familiares le aconsejaron que se alejara de la población. Para facilitarle la huida, le prepararon una barca a orillas del Ebro; pero él la rechazó, y les dijo: “Mi misión, en este momento, es estar a vuestro lado”. La noche del 27 al 28 de julio de 1936, unos milicianos llamaron a la puerta de su domicilio, lo arrancaron de los brazos de sus padres y se lo llevaron en un coche en dirección a Tivissa. Pararon el vehículo en la partida del “Molló”. Lo maltrataron terriblemente y le arrancaron los ojos en vivo. Tuvo el coraje de decir a sus asesinos que les perdonaba, y añadió: Mi sangre será semilla de otros cristianos, que amarán a Dios y trabajarán por la salvación de las almas”. Le instaron a ponerse de espaldas para rematarlo, y él replicó: “Los que mueren por Dios, mueren de cara”.

Las 34 víctimas de La Fatarella, fueron enterradas en una fosa común.

En un documento aparece una diligencia, en la que se hace constar que, en la relación adjunta, consta la anotación “derechas” o “izquierdas” en cada víctima, porque muchas personas eran adictas o pertenecían a algún partido o sindicato, de izquierdas o de derechas, “ya que su muerte fue debida a luchas intestinas entre los partidos”, como queda atestiguado en el sumario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s