Pablito se le ocurrió pasar por Sants, cuando legaban en el AVE mesnadas de patriotas para dirigirse a la macromanifestación de ayer. Y esta es la enorme pitada que se llevó.