El día después del atentado que sembró el terror en Barcelona, y que tuvo a una mujer argentina entre sus víctimas, la ciudad de Buenos Aires iluminó el Obelisco con los colores de la bandera española, como un gesto de solidaridad.

Al caer la noche, los que circulan por la avenida 9 de Julio se sorprendieron con la singular postal, que “vistió” de rojo y amarillo el máximo emblema de la ciudad, usando un sistema de luces.

buenos aires.jpg