rauliña.jpg

Pilar Rahola y Helena Rakosnik (consorte del destronado rey Arturo), son vocales del patronato de la Fundación Rosa Oriol, vinculada a la empresa Tous, dedicada a la comercialización de joyas, relojes, carteras, bolsos y accesorios.
El grupo Tamkeen Retail, que tiene su sede central en la ciudad árabe de Jeddah, tiene la franquicia para la venta de los productos Tous en los países del Consejo de Cooperación del Golfo: Arabia Saudí, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Bahrein y Omán. En Arabia Saudí, Tous tiene tiendas abiertas en Jeddah, Al Khobar y la capital, Riad.

Pilar Rahola, sionista convencida (al menos le pagan para eso), no desaprovecha ocasión alguna para criticar al mundo árabe y al Islam, pero esto no es obstáculo para que forme parte del patronato que preside su amiga Rosa Oriol. Además de ella y de la esposa del ex-presidente de la Generalitat Artur Mas, que es vicepresidenta de la Fundación, también forma parte del patronato la monja Lucía Caram (Vaya ya apareció la monja independentista, argentina y que no es incapaz de hablar la lengua de Verdaguer).

Rahola, a pesar de todo lo dicho de su relación con Arabia Saudí, ha llegado a afirmar: “Arabia Saudí es la metáfora de nuestra miserable debilidad. Necesitamos su veneno para garantizar nuestro modelo de sociedad, sabiendo que ese veneno es el que intenta destruirnos. Es una tiranía feroz que promociona ideas totalitarias. Pero es una tiranía poderosamente rica, y cuando ese adverbio y ese adjetivo rematan la frase, el sustantivo ya no importa”.

La Fundación Rosa Oriol tiene el apoyo del departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat y del Ayuntamiento de Manresa.

Tanta hipocresía marea.