publi1.jpg

Durante el periodo de la dictadura se siguieron publicando revistas y periódicos en catalán. Publicaciones como La Publicitat o La Veu de Catalunya se seguían editando, y sus críticas al régimen eran mínimas. Rovira i Virgili, catalanista republicano y de izquierdas, prosiguió su labor intelectual sin ningún problema y en 1927 fundó el diario nacionalista liberal La Nau.

En 1929, en las postrimerías de la dictadura aparecía El Matí, dirigido a un público catalanista, católico y de derechas. El sector catalanista conservador intuía el final del Régimen, y quería estar preparado para los futuros acontecimientos políticos. Así, hubo incluso publicaciones que, sin mucho éxito inicial, se dirigían al público de izquierdas, por ejemplo, Justícia social que representaba a los socialistas catalanes, o L´Opinió que representaba al catalanismo de izquierdas (y que años más tarde promocionaría el nacimiento de ERC).

También es cierto que hubieron multas y prohibiciones, sobre todo a los medios catalanistas de izquierdas, pero no por estar publicados en catalán, sino por sus contenidos contra el régimen. Aún así no tuvieron ninguna dificultad en publicarse semiclandestinamente y difundirse con relativo éxito. Ejemplo de ello son Catalunya Lliure, vinculada al Estat Català; La Cadena; Rebel.lió catalana o Reixes.

publi2.jpg