tardá.jpg

 

Cada loco con su tema. El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá, aprovechó los minutos de la basura de la moción de censura para seguir con la matraca del supuesto derecho a voto para romper España en nombre de la democracia. Desde la tribuna de oradores tras apoyar la moción de censura de Unidos Podemos para desalojar del poder al Gobierno de Mariano Rajoy, ha advertido que los independentistas catalanes persisten en su intención de votar en el referéndum del 1 de octubre.

En este sentido ha explicado cuál será la hoja de ruta de los soberanistas. “No nos rendiremos y si acaso se atrevieran a impedir mediante la violencia y represión violenta del ejercicio pacífico y democrático del voto actuando contra la ciudadanía, el Gobierno de Cataluña, sus instituciones nacionales, los representantes legítimos de su Pueblo… No solo se demostraría que el Reino de España es incapaz de reconocer a Cataluña como sujeto político y resolver de manera democrática el conflicto con ella. Escuchen si esto ocurre el Parlament actuará en consecuencia. Y los centenares de miles de personas que se han manifestado en los últimos años ocuparán los espacios públicos. A la catalana, cívicamente, insumisamente, pacíficamente… Y centenares de cargos electos en los ayuntamientos se solidarizarán con los represalidados“, ha dicho.