Puigdemont Soraya

El delirio separatista es tan demencial que no son capaces de entender que hay que gente que piensa diferente de ellos y no se creen el cuento de una Catadisney feliz lejos de España y de Europa. Poe eso, Cocomocho, en plan Hannibal Lecter, se ha gastado “casi 10 kilos” (50.000 euros) para saber qué extraños motivos tienen los españoles para oponerse a los separatistas que quieren romper España. ¿Sabrá por qué balan los corderos del redil separatista de Vich? ¿Torturará psicológicamente a Soraya como a Hannibal a Clarice M. Starling, estudiante del FBI interpretada por Jodie Foster?

El Gobierno catalán de Puigdemont ha encargado un estudio sociológico para entrar en la mente de los «españolistas», conocer con la máxima precisión posible cuántos catalanes son contrarios al independentismo y, sobre todo, saber por qué reniegan de la secesión y por qué quieren que Cataluña siga dentro de España.

El cuestionario que ha preparado la Generalitat incluye preguntas dirigidas a detectar los perfiles-tipo de los catalanes que son reacios al independentismo, y hurgar en las razones que les llevan a no secundar las tesis secesionistas. Esto último, a su vez, permitirá a la Generalitat disponer de una información clave que, por ejemplo, le valdría para diseñar nuevas estrategias de adoctrinamiento con las que tratar de ganar adeptos para la causa soberanista, sobre todo entre los jóvenes menores de 30 años, que es el segmento de población prioritario de esta encuesta.