arran-tropas-elite-independentismo-catalan_560x280.jpeg

Hacen lo que les da gana los niños bonitos del sistema antisistema. Los seis facinerosos de movimiento de izquierda anticapitalista e independentista Arran, próximos a la CUP, acusados de delitos de daños y desórdenes públicos tras la protesta frente a la sede del PP catalán el 27 de marzo de 2017, no han acudido a declarar este jueves al Juzgado de Instrucción 11 de Barcelona.

En declaraciones a Europa Press, los zarrapastrosos de Arran -considerados las ‘fuerzas de choque’ del independentismo catalán- han explicado que no han comparecido porque no reconocen la justicia española y «Además, consideramos que el proceso ha sido dudoso ya que no se identificó a nadie ese día, por lo que entendemos que se trata de una denuncia ideológica».

También han criticado el papel de los Mossos d’Esquadra al presentarse ante la sede del PP aquél día, que dicen no entender y que consideran que hacen de «correa de transmisión del Estado». Los de Arran son unos 250 jovenzuelos que están vinculados al ala izquierda de la CUP. Conscientes de que no comparecer ante los juzgados puede acarrear detenciones, afirman que no tiene miedo: «Hay que forzar el conflicto con el Estado y esta es una forma de hacerlo».