cat.jpg

El proceso de revisión catastral en Barcelona ya ha comenzado y entrará en vigor a partir del próximo 1 de enero. El Ayuntamiento de Ada Colau elevará una media del 30% el valor catastral de la vivienda respecto a 2002, cuando se realizó la revisión completa de estas características, de modo que el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) subiría también de forma similar, ya que el catastro sirve de base para este tributo. Entre junio y julio comenzarán a notificarse los nuevos valores a los propietarios, según informa El Periódico

La ley prevé que el alza se aplique de manera gradual a lo largo de 10 años, y el Ayuntamiento de Barcelona ha anunciado que pondrá en marcha medidas adicionales para paliar esta subida, aunque no concretó detalles. La media de aumento prevista es del 30%, pero puede ser incluso superior en distritos como Gràcia, Eixemaple o Pedralbes, mientras que en otros como Nou Barris o Sant Andreu, puede estar por debajo. El objetivo es que los valores catastrales se sitúen en torno a la mitad del valor de mercado y la cuestión es que en unas zonas está en torno al 45% y en otras llega al 60%.