cir.jpg

Los empresarios catalanes exigieron a Carles Puigdemont que respete la legalidad y acepte el envite de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría para acudir al Congreso a explicar su propuesta de referéndum. “Pedimos que la acción de su Govern se acomode en el margen de la ley”, le instó el presidente del Círculo de Economía, Juan José Brugera, en la reunión anual que celebra en Sitges este lobby económico y empresarial. Puigdemont alteró su discurso inicial para alegar que las Cortes ya conocen su propuesta.

En la apertura de la reunión anual del Círculo de Economía, Brugera trasladó de nuevo un mensaje claro al presidente de la Generalitat: la preocupación del mundo económico y empresarial de que el proceso soberanista acabe “truncando” la “incipiente recuperación económica” que está viviendo España. El presidente del lobby consideró que el referéndum “no es el único” y “ni tan siquiera” el “más grave de los problemas” que amenazan a España.

Brugera admitió que el conflicto existe, y que es de “carácter político”, por lo que la salida “solo puede ser negociada”. Por ello, instó a Puigdemont a no enquistarse en la vía del referéndum como única propuesta para romper el bloqueo institucional y anunció que formulará el mismo ruego al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que el sábado acudirá a clausurar las jornadas.

“Una dinámica de mantenimiento de las posiciones propias solo lleva al deterioro económico y social”, remachó. Y más, añadió, cuando los sondeos de opinión indican que para la ciudadanía no todo es o blanco o negro, y que entre las opciones de independencia, mantenimiento del statu quo y mejora del encaje de Cataluña en España con mayor autogobierno, los catalanes optan por esta última de “forma mayoritaria”.