bono-basura-300x235.png

Según fuentes próximas Oriol Junqueras, dentro de su agenda de visitas cuando marchó a Nueva York estaba previsto que se entrevista durante su visita a Wall Street con varios fondos de inversión. La Generalitat ha adelantado que su deseo es volver a emitir deuda en el mercado, lo que parece complicado en este momento por los elevados tipos de interés implícito que le exigen los inversores.

De acuerdo con información de Bloomberg, el último bono a 10 años emitido por la Generalitat de Cataluña cotiza con un cupón implícito del 2,193 por ciento, notablemente alejado de lo que el mercado exige a la deuda española.  El rating de Cataluña es peor que el de Bangladesh y no es elegible entre los activos que puede comprar el Banco Central Europeo (BCE). Entre este año y el que viene la Generalitat está obligada a refinanciar o amortizar 10.000 millones en deuda.

Un buen comienzo para la independencia.