tc

En los primeros 10 años de existencia del Tribunal Constitucional Cataluña casi lo colapsó. El Gobierno de Pujol solía recurrir la mayoría de leyes, reglamentos y órdenes del Gobierno Central por considerar que vulneraba las competencias catalanas. Ello desmiente la presunta moderación y lealtad de Jordi Pujol al Estado.

En el mismo período el resto de las Comunidades Autónomas presentaron entre 0 y 5 recursos. La Generalidad casi 150. Lo recurrían absolutamente todo, incluso las cosas más absurdas como las ayudas al tratamiento de los pinos y una multitud de cosas nimias. El Estado se vio obligado muchas veces a presentar recursos ante las leyes frecuentemente inconstitucionales de Pujol como cuando intentó en diciembre de 1980 apropiarse por decreto de las diputaciones provinciales catalanas.

Después de ella el gobierno vasco y Galicia fueron las que más presentaron, aunque a cierta distancia del número de los recursos catalanes. Además entre los conflictos de competencias entre el Estado y la Generalidad de los que el TC dictó sentencia en ese período la mayoría de ellas fueron a favor de la Generalidad, total o parcialmente 68. El Estado obtuvo a su vez 62 “victorias”. Ello desmiente el discurso victimista habitual de los separatistas catalanes según el cual el TC es un ogro anticatalanista y centralista.

Estos datos vienen en la obra exhaustiva “Conflictos Constitucionales de las Comunidades Autónomas” que detalla todo esto en 4 volúmenes.