La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, consideró el martes pasado que “es discriminatorio” que el líder municipal del PP Alberto Fernández pidiera priorizar la acogida de refugiados cristianos tras los atentados en dos iglesias coptas en Egipto. Respondiendo a la alcaldesa, se ha iniciado una campaña en la calle contra su intolerancia.

colau.jpg