Lluís Llach no se va a ir de rositas de pues de amenazar a los funcionarios del Estado mayor que dependen del gobierno autonómico de la Generalitat (algunos insisten en llamarlos funcionarios de la Generalitat, pero son funcionarios estatales).

En fin, que después de mostrar su talante totalitario y amenazador, ahora la musa popular ha inspirado una campaña contra sus productos. Un poquito en plan … que te pasaría económicamente con la independencia.

Por cierto su página web tiene incluso opción en “español” (ay, lo que hace el amor al dinero). Llach, malo, mal independentista, en español no, no.

http://www.vallllach.com/

 

vinos