puigdi.jpg

 

Se ha presentado a la Oficina Antifraude de Cataluña (OAC), una denuncia que señala al Ayuntamiento de Girona mientras Carles Puigdemont, era el alcalde. En el informe se relatan contundentes acusaciones por  “actos contrarios a la ley y al derecho“, “posible uso fraudulento de fondos públicos” y “encargos municipales poco justificados”. Eso sin contar ya casos de los que ya hablamos.

Cuando el escándalo iba a estallar el mundo independentista inició una cruzada para desacreditar al entonces director de la OAC, Daniel De Alfonso -cesado por sus conversaciones con Fernández Díaz-. En la denuncia se detalla  la contratación de la Efial por parte del Ayuntamiento de Girona.

La OAC fue implacable contra el ya president de la Generalitat, a quien acusaba de contratar servicios “sin una especial motivación” y más cuando la beneficiada era Efial, la misma con servicios de encargos municipales poco justificados también en ayuntamientos como el de Ascó, Torredembarra, Ametlla de Mar, Vandellós y l’Hospitalet. Un informe de la Guardia Civil recoge el realizado por la OAC en 2015 y analiza, además, nuevas posibles irregularidades que hubiese cometido el Ayuntamiento presidido por Puigdemont. Pronto tendremos más noticias.