placa-pujol-43215vivienda

El Gobierno de la Generalitat no ha tomado ninguna iniciativa para retirar la gran cantidad de placas que citan a Jordi Pujol.

Cuando Pujol confesó que había tenido dinero escondido en el extranjero mientras fue presidente de la Generalitat, se puso en marcha una campaña de recogida de firmas para que se retiraran estas placas. Los Gobiernos de Artur Mas y Carles Puigdemont, sin embargo, no ha retirado ni una.

Con los nuevos datos sobre la implicación del propio Pujol y de su esposa, Marta Ferrusola, en las operaciones para evadir el dinero, las placas hacen todavía más daño a la vista. Un argumento sería que las placas conmemorativas se presenta a Jordi Pujol como Muy Honorable, tratamiento que le fue retirado después de su confesión, el 25 de julio de 2014.

Alguno objetará que hay que gastar mucho dinero en retirar esas placas, pero bien que se los gastan para quitar las de Ministerio de Vivienda de época de Franco.