El controvertido entierro del president Macià y la trifulca entre Vidal i Barraquer e Irurita


Reproducimos este interesante artículo publicado por Germinans Germinabit.

El cardenal Vidal i Barraquer junto a Macià, a la derecha el obispo Irurita

Este martes se cumplieron los 89 años del multitudinario entierro del President Macià, en el que parece que ya funcionaban los contadores de las manifestaciones del Procés, pues se dijo que participó un millón de personas, lo que equivaldría al 100% de la población barcelonesa de entonces y al 50% de la población de Cataluña. Ciertamente, no es un personaje que cuente con mis simpatías, pero tengo que reconocer que era muy popular, y no solo entre la burguesía catalana, sino entre las clases más populares, y en comparación con su sucesor, Companys, inmensamente mejor. El mismo Macià, cuando supo quien ocuparía su cargo cuando él muriera, afirmó con preocupación: «Pobra Catalunya».

Macià era un hombre independentista hasta la médula, que en algunos momentos de su vida no descartaba conseguir la secesión de Cataluña por la fuerza de las armas,  y para ello intentó formar unos cuerpos paramilitares, aunque nunca la sangre llegó al río, y siendo inteligente y sensato, se limitó a gestionar la Generalitat dentro de la República Española. Con gran carisma, y con imagen de hombre bueno por su edad avanzada, era apodado por casi todos como «l’Avi» (el abuelo).

Cuando muere el President, el día de Navidad de 1933, habiendo recibido la extremaunción y besando el crucifijo de una hermana religiosa, el gobierno de la Generalitat intenta hacerse suya su figura, actuando de espaldas de su familia, y, por tanto, intentando que no hubiera ninguna referencia ni presencia religiosa en la ceremonia, como el crucifijo anteriormente citado. Macià se consideraba católico, lo mismo que su familia, a pesar de muchas contradicciones y de su proximidad a la masonería, pero para el gobierno anticlerical de Esquerra Republicana esa condición de creyente del difunto tenía que ocultarse. Así que la pobre familia tuvo que conformarse con tener el cuerpo unas horas y luego entregarlo al gobierno para que dispusiera a su gusto, incluso para algo tan macabro como arrancarle el corazón como una reliquia patriótica.

El President Pere Aragonés junto en su discurso frente a la tumba de Macià

La familia intentó al menos que pudieran contar con la presencia de algún sacerdote, pero Don Manuel Irurita por entonces obispo de Barcelona, no accedió inicialmente porque su voluntad era que los sacerdotes estuvieran presentes en el entierro oficial del President, y no en esa especie de acto clandestino, su actitud provocó la intervención del entonces arzobispo de Tarragona y cardenal Francesc Vidal i Barraquer, máxima autoridad de la Iglesia en Cataluña, que hizo levantar al prelado mártir de la cama, para pedirle que pusiera todo de su parte para que el difunto pudiera tener de una manera u otra, la presencia de clero barcelonés.

Y es que era evidente la distancia entre ambos prelados, mientras Vidal i Barraquer era un hombre cercano al President Macià y a los sectores nacionalistas catalanes, Irurita, nunca contó con las simpatías de ese sector. El final ya sabemos cuál fue, Vidal i Barrquer es considerado como un héroe por el independentismo y una víctima de la represión de Franco, mientras que Irurita fue asesinado, por odio a la fe, en el cementerio de Montcada. Tanto odio le han tenido y aún le tienen al que fuera obispo barcelonés hasta 1936 que llegaron a inventarse todo tipo de fabulaciones e historias increíbles, para negar su martirio y evitar así un posible procesó de beatificación, una beatificación que sí llegó para el mismo obispo auxiliar mártir de Tarragona, Manuel Borrás. Y que evidentemente nunca llegaré para su arzobispo Vidal, por mucho que el nacionalismo ya lo haya canonizado.

Francesco Della Rovere



Categorías:MITES NACIONALISTES / MITOLÓGICAS

5 respuestas

  1. Vidal Barraquer NO era superior de Irurita.

    Los obispos sólo tienen un superior: el Papa.

    y aún así el Papa no puede obligarles a nada que no permita el Código de Derecho Canónico.

    De hecho, como arzobispo de Tarragona no tiene ninguna autoridad canónica en Barcelona, que es una diócesis distinta.

    El único que autoriza predicar, confesar…etc en una diócesis es su obispo y nadie más.

    Me gusta

  2. Comentario desagradable y que me parece injusto… si por lo menos no lo hiciera en Mayúsculas…

    Me gusta

  3. PUBLICAIS QUE ENTONCES SE PUBLICO UNA MENTIRA PERO VOSOTROS ALGUNA VEZ HABEIS PUBLICADO ALGO QUE SEA VERDAD ??

    Me gusta

    • CLARO
      QUE CATALUÑA SON 4 PROVINCIAS ESPAÑOLAS Y QUE LIS SEPARRATAS ESTAIS TARAOS DE FRENOPATICO.
      Y QUE DEBERIAS DEJAR LA BLANCA

      Me gusta

    • Si, y publicamos que tu anónimo, eres un perro mentiroso, manipulado por el sionismo y la masonería, y que habría que expulsarte de España, que también es Cataluña. Eres tan tonto e ignorante, que para ti ya no hay conversión, solo estarías bien en la cárcel y con tu boca callada, ignorante.

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

DESPERTA

Red sociocultural

A %d blogueros les gusta esto: