El Congreso aprueba la ley que permite abortar a los 16 años sin el permiso paterno


El Pleno del Congreso ha aprobado este jueves la reforma de la ley del aborto, que elimina la obligatoriedad del consentimiento paterno para las menores de 16 y 17 años. Ahora, el texto continuará la tramitación parlamentaria en el Senado.

La ministra Montero ha dicho que «es un paso muy importante» para garantizar los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres en España. Una vez más hemos de repetir aquella sentencia: «Caiga sobre vosotros la sangre de los inocentes».

La maldad de esta ley es la de las anteriores pero con añadidos: elimina los tres días obligatorios de reflexión antes de un aborto. Los centros de «salud» dispensarán la píldora del día siguiente de forma gratuita. Además la nueva ley incluye una baja incapacitante por interrupción voluntaria del embarazo.

Caiga sobre vuestras conciencias vuestra colaboración al mal intrínseco.



Categorías:Religión, globalización

2 respuestas

  1. El ASESINATO impune. Menuda GENTUZA, condenados a la pena de muerte deberían estar estos políticos, si se aplicasen los principios de igualdad que tantro pregonan.

    Me gusta

    • ¿Sabes qué hay detrás?

      Es una medida para descristianizar las sociedades.

      En el cristianismo, desde que nace como religión, tiene unas normas que han durado hasta hoy y que por tanto forman parte de su esencia constitutiva.

      Una de estas normas es la prohibición del aborto (en el mundo grecorromano el aborto era completamente libre y se hacía mucho)

      El aborto, como el sexo libre son tabúes en el cristianismo.

      Por tanto el que a sabiendas aborta -y recuerda que está matando a sabiendas a su propio hijo-, está apostatando del cristianismo, aunque no lo sepa o aunque no se considere cristiano (pero sigue siendo culturalmente cristiano).

      A los 16 años no se tiene la madurez necesaria para tomar ciertas decisiones graves.

      la posibilidad del aborto gratis y anónimo facilita que las niñas puedan tener sexo (o mejor dicho, que los niños puedan tener sexo con las niñas, que no es lo mismo)

      Además, como el sexo es cosa de adultos y forma estrechas vínculos, hace que esos niños salgan de la influencia de sus padres, que siempre intentan hacer lo mejor para ellos (aunque les chillen -de ahí el anuncio de estos días del Ministerio de Igualdad-) para pasar a ser influenciados por sus amigos, tan inmaduros como ellos.

      Esto es el resultado natural de las clases de sexualidad en el colegio (para quitar importancia al sexo y banalizarlo) y de la coeducación, que permite amistades íntimas entre niños de distinto sexo para acabar teniendo sexo.

      El marxismo cultural sexual surge después de la Primera Guerra mundial cuando los ideólogos comunistas se dan cuenta de que los obreros luchan por su país, no contra su país. Se tienen que inventar otra cosa para romper las sociedades:

      el sexo, la familia y la religión.

      Y eso es lo que han hecho hasta hoy. A través no de los Partidos Comunistas, sino de fundaciones como la Rockefeller, la educación obligatoria y las películas de cine.

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

DESPERTA

Red sociocultural

A %d blogueros les gusta esto: