Azaña tenía razón


15.jpg

Siendo Azaña un articulista presenció la transición de los restos del poeta y escritor Manuel José Quintana a otro panteón. Aquello no le gustó y lo reflejó en una crónica publicada en 1922, en el periódico La Pluma, titulada “Quintana en la infausta remoción de sus huesos”:

«No hay duda, desenterrar a los muertos es pasión nacional. ¿Qué incentivos secretos tienen para el español los horrores de ultratumba que no se satisface con ponderarlos a solas y ha de ir a escarbar en los cementerios a cada momento? ¿Vocación de sepultureros, realismo abyecto, necrofagia? De todo hay en esta manía. Aquí la hemos denunciado más de una vez».

Al parecer esa manía sepulturera tan española tendría obsesionado a Azaña; su sobrino Enrique Rivas (hijo de Cirpiano Rivas Cherif, autor teatral y hermano de Lola, la mujer de Azaña) dijo esto a un periodista en el año 2010:

“Tenía Azaña horror a los traslados de cadáveres y siempre decía: ‘Si quiere usted que no le zarandeen los huesos, muérase fuera de España y en secreto’».

Fuente; Ronda Somontano

2 comentarios

  1. El sabrá muy bien lo que dice, porque el 31, el 34, el 36 y todo lo malo que ha venido desde el 78 lo ha traído él, que no fue votado por nadie, y el que le puso ahí a dedo: el Gran Oriente Francés.

    ¿ Vamos algún día a ser europeos, civilizados y prósperos?

    ¿O vamos a seguir por el mismo camino que llevamos desde 1808, intentando bananizarnos, como las repúblicas bananeras masonicas de América?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s