Las medidas económicas de Sánchez que hacen temblar a Europa


1145600922_20190428110454374-kOMG-U461916732914OQF-980x554@MundoDeportivo-Web

La victoria de Pedro Sánchez en las elecciones generales del 28-A ha abierto la puerta a los socialistas para rematar el trabajo que no pudo hacer en 2018. Tras no poder aprobar los presupuestos por falta de apoyos, el escenario que se abre parece propicio para, esta vez sí, llevar a cabo sus políticas económicas que se resumen en un gasto masivo que ya se ha comunicado a Bruselas.

El Ministerio de Economía ha enviado a la Comisión Europea documentación con la medidas y sus efectos, y algunos de ellos se han filtrado. El Gobierno prevé un incremento del déficit de la Seguridad Social de 30.000 millones durante los próximos años. Este 2019, se situaría en los 14.000 millones de euros, e iría descendiendo progresivamente hasta 2022, fecha que el PSOE se ha marcado para una supuesta desaparición del déficit de las pensiones.

Los ceros del déficit tienen su origen en el aumento de las pensiones y en el alto paro de España, que han provocado la caída en picado de las reservas durante el último lustro. En 2017, el fondo de reserva de la Seguridad Social se encontraba en algo más de 8.000 millones de euros, una cuarta parte de lo que almacenaba en 2015.

Nadia Calviño, ministra de Economía, ya ha anunciado que pedirá a la Unión Europea un margen para aumentar el déficit hasta el 2% del Producto Interior Bruto (PIB). Esta decisión supone incrementar el gasto y la deuda, pues el incremento de los ingresos no es suficiente para cubrir la subida de 8.000 millones en la partida de gastos. Además, es algo que va en contra de lo que Europa considera recomendable.

Las medidas de Sánchez para paliar el gasto

Para intentar regenerar el sistema y reducir la deuda hasta 2022, el ejecutivo de Sánchez ha diseñado un séquito de medidas fiscales, que, acorde con los cálculos del Gobierno, significarán un ingreso de 5.654 millones de euros. Estos preceptos afectarán principalmente las rendas medias y altas.

Entre ellos se encuentra un incremento de las cotizaciones sociales, gracias a la subida del sueldo mínimo interprofesional y del aumento de las bases máximas de cotización. Se añaden también otras disposiciones, como el impuesto de sociedades para grandes empresas, con un tipo mínimo del 15%; la subida del IRPF a las rentas altas, el tributo al diésel, la tasa Google sobre las tecnológicas, que prevé engordar 1.200 millones de euros las cifras de Hacienda; y la tasa Tobin sobre las transacciones financieras.

Todo un mundo de color y alegría que se nos viene encima.

Un comentario

  1. “2022, fecha que el PSOE se ha marcado para una supuesta desaparición del déficit de las pensiones”

    Es imposible que desaparezca el déficit de las pensiones ni para dentro de 4 años ni para dentro de 50.

    Porque el actual sistema de pensiones, que es el mismo que el de Francia y otros países occidentales, está pensado en que cotiza mucha gente y sobreviven pocos pensionistas.

    Esto era la realidad en los años 50, que es cuando se crea.

    Hoy la realidad es otra: hay muchos menos cotizantes (la demografía ha caído en picado en Occidente y los inmigrantes, porque no saben hacer nada, no aportan nada y encima hay que mantenerlos y en su momento pagaarles sus pensiones que no han cotizado), sino que los pensionistas viven muchos más años (y causando muchos más gastos médicos, lo que constituye un agujero negro en la Seguridad Social)

    Todo esto lo saben los socialistas, lo saben los populares, lo saben los demógrafos, lo saben los técnicos del Ministerio etc.

    Por tanto están engañando.

    Pero esto pasa porque una y otra vez estamos votando a quienes nos engañan.

    Como las mentiras les salen gratis; y como necesitamos creernos las mentiras para no encarar el desastre que nos espera, pues vamos derechos a la quiebra.

    A todo esto, el rescate de la burbuja del ladrillo zapatero y su pago, impiden cualquier margen de maniobra para poder hacer algo.

    Esto es como la estafa piramidal de Madoff, solo que en vez de acciones son las cotizaciones de los pensionistas; y
    en vez de Madoff es Pedro Sánchez-Rajoy (sí, también este felón nos ha engañado).

    La diferencia es que Madoff ha sido detenido, juzgado y condenado ; y ahora está en la Butner Federal Correctional Institution; y Pedro Sánchez está en la Moncloa con los votos de los españoles.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s