Laureado Antonio Vidal y Fernández. Héroe de Altagracia, Cuba. 1895


laureado1.png
Antonio Vidal

Las guerras coloniales de Cuba y Filipinas abundan de casos de heroísmo militar en el ejército español que no han de quedar olvidados a causa del amargo final de aquellos conflictos.

Uno más  de estos hechos heroicos fue el del sargento Antonio Vidal y Fernández , de 23 años, natural de Barcelona y sus hombres, en junio de 1895. Vidal mandaba un destacamento de 30 hombres en el pueblo de Altagracia, en la provincia de Camagüey, en la línea de tren militar entre Puerto Príncipe y Nuevitas, una zona muy conflictiva.

El 17 de junio de 1895 este pequeño puesto militar fue atacado por casi 200 mambises al mando personal  de Máximo Gomez, el jefe militar rebelde más destacado. La defensa del puesto fue épica. Los soldados causaron numerosas bajas a los rebeldes, matando al cabecilla Francisco Borrero.

Los mambises incendiaron el fuerte pero los soldados españoles siguieron resistiendo, mandados por el heroico Vidal, a pesar de las numerosas bajas que también habían sufrido.

Finalmente solo cuando el fuerte era ya una gran hoguera, los soldados salieron, dando vivas a España, y llevando a sus heridos  y  las municiones para no dejarlas al enemigo. Sin dejar de disparar lograron abrirse paso hasta un cercano ingenio azucarero a un kilómetro de distancia, donde quedaron a salvo pues los rebeldes se retiraron, temiendo la llegada de alguna columna española. Los mambises quemaron el pueblo de Altagracia porque “era muy español”,según dijeron ellos mismos.

Los españoles tuvieron 11 bajas y los rebeldes 17. La hazaña del joven sargento que se negó a rendirse a los muy superiores numéricamente mambises y puso a sus hombres a salvo, emocionó a toda España.

En Madrid, el 21 de junio el Congreso de los Diputados homenajeó unánimemente al sargento y a sus hombres, al conocerse su hazaña. En enero de 1896 el ya teniente Vidal y Fernández, ascendido por su valor, recibió la Cruz Laureada de San Fernando, máxima condecoración militar española.

RAFAEL MARIA MOLINA. Historiador.

Fuente: Cuba Española. Volumen 1. Emilio Reverter Delmás. Barcelona 1896.

2 comments

  1. ¡Qué pena de historia de España! Desde los tiempos de Ruy Díaz de Vivar, el Cid, se mantiene aquello de “Qué buen siervo, si tuviese buen señor”. Desde los muchos “Alatristes” que hubo, pasando por Ambrosio de Spínola y Grimaldi, el del cuadro de la rendición de Breda, etc. etc… Gloria y honor a todos.

  2. Interesante y emocionante gesta del sargento que fue ascendido a teniente,catalán hispano y laureado con la máxima condecoración militar del ejército español. ! Cuanta leyenda negra se ha tenido que estar tragando basada en mentiras, creadas en Países que envidiaban, nuestra superioridad militar y basada en el buen trato y respeto a nuestros conquistados, para que tantos millones de españoles sientan odio a España ! , hubo una época en que yo decía que yo tenía un complejo de inferioridad superior. Algún libro de historia he visto con la palabra al autoodio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s