“El catalán en la Mancha y la mancha de Cataluña”, por Javier Barraycoa


5747c0de96b6a9479fcca67c5a86a327.jpg

Hay hechos históricos que permiten revivir viejos legajos que yacían polvorientos en estantes inescrutables. Lo que está aconteciendo en Cataluña, ya no estas semanas, sino estas décadas, me ha despertado el recuerdo de Santiago Rusiñol. Y más en concreto una de sus novelas olvidadas titulada El catalán de La Mancha, publicada en 1914. La lectura de este centenario escrito, reverdece la sonrisa con una ironía de estas que se estilaban antaño y que ahora hemos sustituidos por groserías en tuits que hasta nos parecen graciosas. Aunque en el fondo, estos remilgos tuiteros no son más que un síntoma de la debacle cultural y humanista en las que estamos sumidos.

El trasfondo de la novela es el siguiente: plantear una reflexión sobre la imposibilidad de regenerar a España desde Cataluña, como tantos políticos habían intentado desde el General Prim, a Prat de la riba pasando por Pi y Margall. Si bien el catalanismo de inicios del siglo XX quería legitimarse como el mejor medio para la modernización de una España caduca y retrasada, ahora estamos viviendo el sentimiento inverso. Algunos, no sé si muchos o pocos, estamos viviendo el vértigo que se produce al estar a punto de pasar de una sociedad “moderna” al “pueblerismo” más abisal. Con otras palabras, tememos que Cataluña caiga sobre el paradigma del “landismo” (cuya fundador fue Alfredo Landa) pero en versión payés de Amer, provincia de Gerona. SEGUIR LEYENDO … 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s