Hilari Raguer, el monje sin fe e hipócrita: “La Iglesia sería más creíble en una Cataluña independiente”


padre-hilari-raguer_560x280
Hilari Raguer disfrazado de Benedictino

 

Historiador de prestigio reconocido, el monje de Montserrat, Hilari Raguer, se moja a fondo sobre la cuestión catalana. En una entrevista a religión digital expone que   Cataluña “alcanzará la independencia a corto plazo”, que ya es demasiado tarde “para prometer mejoras” y que Iglesia sería “más creíble en una Cataluña independiente”.

La verdad sea dicho de paso, Raguer es más nacionalista que monje católico y su hábito benedictino sólo se lo pone para salir en las fotos y revestirse de una autoridad que ya no tiene entre os católicos catalanes (aunque es casi un dios para los separatistas). Su edad y estado de salud, le hace creer que su única fe, el independentismo, se manifestará como una realidad muy pronto. Cada uno es libre de soñar lo que quiera.

 

Ahí va la entrevista. Está llena de estupideces, pero conviene leerlas para entender el nivel de envenenamiento mental de algunos clérigos. En este caso encontrarán la hipocresía en estado puro.

raguer-720_560x280
Hilari Raguer, de intelectual independentista

 

¿Le preocupa a usted la actual división del pueblo en Catalunya?

Es ridículo afirmar, como hizo el señor Fernández Díaz, que el independentismo está dividiendo las familias hasta el punto de que no pueden celebrar juntos la Navidad. Según esto, en España habría que suprimir el fútbol, porque divide a los ciudadanos, y suprimir las misas, porque unos españoles van a misa y otros no. El ministro Wert quiso dividir a los catalanes con una política lingüística que según él serviría para españolizar a los niños catalanes, pero la sociedad catalana está tranquila con la inmersión lingüística vigente, que proporciona un buen conocimiento de ambas lenguas, y en toda Catalunya solo cincuenta familias se han acogido a la enseñanza preferentemente en castellano.

¿Por qué guardan silencio los obispos catalanes acerca de la candente “cuestión” catalana?

Los obispos catalanes han reiterado más de una vez la doctrina del documento “Les arrels cristianes de Catalunya”, del 1985, redactado básicamente por Mons. Joan Carrera, sobre la relación entre el catolicismo y la sociedad catalana. Reconocían los elementos de la identidad de Catalunya, nacida políticamente hace mil años, y se comprometían a estar al servicio de su pueblo. El 2010, 25º aniversario de aquel documento, lo actualizaron con el documento “Al servei del nostre poble” y reiteraron su compromiso con Catalunya. Últimamente se han reafirmado en la misma doctrina. En estos documentos sientan unos principios, pero no entran en la actuación política en la que habrán de traducirse. Nótese que la Iglesia, en Catalunya, está siguiendo una realista y equilibrada práctica lingüística en la catequesis y la pastoral, siempre a criterio de cada párroco, según la composición de su feligresía, y no se han producido conflictos.

¿Es usted partidario del derecho a decidir? ¿Por qué?

Soy partidario del derecho de un pueblo a decidir sobre sí mismo; no al derecho de un pueblo a decidir sobre un vecino suyo.

¿Es usted partidario de la independencia y votaría a favor de ella en una eventual consulta, aunque el Tribunal Constitucional la tache de ilegal?

Es doctrina de santo Tomás, que ha pasado a la enseñanza general de la Iglesia, que la ley natural es la ley eterna de Dios inscrita por él en el corazón de los hombres, y por eso una ley positiva contraria a la ley natural no solo puede ser desobedecida, sino que no puede ser obedecida. Por lo demás, no son solo los catalanes los únicos que piensan que el Tribunal Constitucional y la Fiscalía carecen de autoridad moral, porque están descaradamente supeditados al poder ejecutivo. Además, es el propio gobierno el que se llena la boca invocando la Constitución y la legislación, cuando él es el primero que las incumple.

¿Hay algún marco en el que Cataluña pudiese sentirse a gusto en España y renunciase a buscar la independencia?

Creo que es opinión general en Catalunya que, a estas alturas, el Estado español es incapaz de ofrecer un marco institucional que garantice la plena personalidad de Catalunya y, si lo ofreciera, no nos resultaría fiable, a la luz de nuestra experiencia histórica pasada, reciente y presente. Demasiado tarde para prometer mejoras.

¿La Doctrina social de la Iglesia “bendice” el derecho a la autodeterminación?

Es doctrina universal de la Iglesia que el cuarto mandamiento, que manda honrar a nuestros padres, exige asimismo amar y servir a la patria, pues, como decía Pío XI, el patriotismo es la forma más amplia de la caridad cristiana. Pero hay pueblos y gobiernos que sacrílegamente se arrogan el derecho de imponer a otros su propia patria. No hay autoridad humana, ni civil ni tampoco eclesiástica, que pueda dictarme cuál es mi patria. Esto solo puede salir de lo más hondo de mi conciencia.

¿La Iglesia católica catalana saldría fortalecida con una eventual independencia de Cataluña?

Históricamente, el Estado español ha utilizado constantemente la Iglesia (el Vaticano, el episcopado español), sobre todo mediante el mecanismo del nombramiento de obispos, para desnacionalizarnos y asimilarnos. Es difícil de prever cómo evolucionarían las relaciones institucionales, pero sin duda la Iglesia sería más creíble y más eficaz pastoralmente en una Catalunya independiente.

22
doblándose ante el poder, para recibir la Cruz de Sant Jordi

¿A los independentistas como usted, no les duele romper el vínculo de siglos con España? ¿Entiende que a muchos españoles les cueste que les quieran imponer por las bravas el divorcio de Cataluña?

No vemos ni deseamos que este vínculo entre personas y pueblos tenga que romperse. Los catalanes que, ellos o sus padres o abuelos, proceden de fuera de Catalunya no tienen por qué romper con sus orígenes y, como decían nuestros obispos en el citado documento “Les arrels cristianes de Catalunya”, “no pretendemos reducir los lazos de hermandad y solidaridad entre los pueblos de España a unas relaciones puramente administrativas”, pero esta relación fraterna será mucho más factible desde la independencia. Recuérdese que las repúblicas hispanoamericanas, para ser reconocidas por España como hermanas, han tenido que ganar una guerra de independencia. Somos un pueblo pacífico, y hasta ahora se decía que todo puede defenderse, mientras se haga pacíficamente. Aquí, lo único que se ha impuesto por las bravas no ha sido la independencia, sino la dependencia.

¿Qué opina de esta frase del Papa sobre Cataluña publicada en una entrevista concedida a La Vanguardia?: “La secesión de una nación sin un antecedente de unidad forzosa hay que tomarla con muchas pinzas”.

Aquellas palabras de Su Santidad no suponen una condena del independentismo catalán, antes bien lo abonan, pues nuestro caso es precisamente el de una unidad impuesta por la fuerza, desde 1714 y a lo largo de tres siglos, hasta el presente, con ininterrumpidos movimientos de protesta y sus mártires. Castilla no ha conocido otra política que la de la conquista y la asimilación política y lingüística, primero en la península y más tarde en América y demás colonias. Pero a Catalunya no ha logrado asimilarla. Gran Bretaña fue lo bastante inteligente, cuando sus colonias empezaron a reclamar la independencia, para dársela, con lo que han mantenido unos vínculos sentimentales y económicos que han hecho que, cuando Gran Bretaña ha ido a la guerra, sus antiguas colonias han luchado a su lado. Preguntaron una vez a mi amigo Paul Preston como veían los ingleses la comunidad europea, y respondió que bien, pero que nunca concederían a las naciones de Europa ventajas mayores que las que reconocen a los países de la Commonwealth. En cambio España no supo ceder a las nacientes y crecientes reivindicaciones autonómicas de América y otras colonias, y así las perdió del todo.

¿La elección de monseñor Omella, que habla catalán pero no es independentista, está indicando una toma de postura indirecta del Papa sobre la eventual independencia catalana?

Es muy de lamentar que la Santa Sede, que tiene gran necesidad de concesiones legales y económicas del gobierno de España, haya cedido a su exigencia de que para las diócesis catalanas no puedan nombrarse obispos catalanes. Pero, aun así, últimamente, concretamente desde el fracaso del nombramiento de Mons. Marcelo González Martín para Barcelona, ha adoptado una práctica muy hábil, que es la de nombrar obispos que, sin ser estrictamente catalanes, son de países de habla catalana, como son el País Valenciano, las Baleares y, en el caso de Mons. Omella (que está revelándose como un excelente obispo, al estilo del Papa Francisco), de la Franja de poniente. Así, a nosotros el Vaticano nos dice que son de nuestra misma lengua, que decimos que es el meollo de nuestra identidad, y al gobierno de Madrid le tapa la boca diciéndole que no son catalanes. Con todo, repito, lamento que persista el veto a obispos catalanes para Catalunya. No creo que esto suceda en ningún otro rincón del mundo.

¿Prevé que la independencia catalana se obtenga a corto, a medio o a largo plazo? ¿Siempre por las buenas o podría plantearse incluso por las malas?

Preveo que Catalunya alcanzará la independencia a corto plazo, y desde luego por las buenas, o sea sin violencia. Si alguien se hacia la ilusión de que el proceso soberanista era un soufflé promovido artificialmente por algunos líderes manipuladores de la opinión, y que por lo tanto e deshincharía solo, habrá visto ya que andaba muy equivocado. Y la manifestación masiva de la voluntad de un pueblo es irresistible, tanto a nivel estatal como en el ámbito internacional.

¿El monasterio de Montserrat seguirá siendo, en cualquier caso, un faro de encarnación, convivencia y diálogo?

hilari-raguer-1
Hilari Raguer, en plan propre

El santuario y el monasterio de Montserrat tienen un simbolismo nacional y fue un núcleo de resistencia cultural durante el franquismo, pero ha sido siempre también lugar de acogida y diálogo entre personas y grupos diversos por la política o la cultura. En la cola de los fieles que suben al Camarín de la Virgen a venerar la santa imagen se oye mucho el castellano, y también está muy presente en el libro de oraciones e intenciones abierto en el atrio de la basílica para los peregrinos y demás visitantes, ya sea en la forma española o con invocaciones latinas a la “Virgensita”. Esto ha de continuar. En el “Virolai”, el himno a la Virgen de Montserrat que a diario canta la Escolanía a mediodía, en el acto más concurrido de nuestro santuario, decimos: “Dels catalans sempre sereu princesa; dels espanyols, estrella d’Orient”.

10 comments

  1. Hilario…!!! Es que no sabes que es muy malo automedicarse..?

    La demencia senil no perdona.

    Retírate a un monasterio a hacer penitencia. Que te hace falta. Por indigno. Y por malo.

  2. Dios es amor, y donde no hay amor no puede estar Dios. El odio es incompatible con el amor. Las oraciones de esta gente que destila odio por todos sus poros no pueden llegar al cielo. Las palabras de este señor contradicen a la Escritura : ” Al final, un solo rebaño y un solo pastor “. No se trata de desbaratar sino de unir : ¡ Unidos en la Fe no nos moverán ! No alcanzarán la Victoria los que se unan solamente en la lucha como tampoco la alcanzaron en las Navas de Tolosa, aquel memorable día del Carmen de 1212, los yihadistas que combatían a los cristianos en la desproporción de diez a uno.
    ¿ Cómo es posible que cuelguen de los templos católicos banderas catalanes con la estrella de cinco puntas y el triángulo, símbolo de la masonería y el anticristo ? ¿ Es que ya han olvidado a los mártires de pasada guerra civil, y entre ellos los cuarenta y cinco hermanos maristas, recientemente beatificados, asesinados por el camarada Josep Serra en el cementerio de Montcada ?
    No pensaba así, sin duda, Don Antonio Gaudí mientras diseñaba su obra colosal y que habría de denominar, precisamente, Templo Expiatorio de la Sagrada Familia. Un fervoroso católico y español, como también lo habrá sido igualmente Enric Sagnier, autor del Templo del Tibidabo a cuyos pies y bajo la protección del Sagrado Corazón se extiende la cuidad de Barcelona, y aunque en distintos órdenes, fuera de la arquitectura, también dieron gloria a la Iglesia de Jesucristo y a España personalidades eminentes como Jaime Balmes, Jacinto Verdaguer, Isaac Albéniz, Milá y Fontanals, Juan Maragall o Juan Fivaller.
    Tampoco recuerdan que el monasterio de Santa María de Montserrat fue incendiado y saqueado en repetidas ocasiones a lo largo de la historia por los enemigos de España y de la Iglesia Católica, entre otros por las huestes de Napoleón, el camarada Mendizábal, por ultimo, y durante la guerra civil, 23 religiosos de la Abadía fueron martirizados por los que, como ahora, se acogían bajo la estelada. Todas estas tragedias no obstaron para que este santuario mariano se convirtiese en un reducto de rancio abolengo separatista con escasa fe y mucho comercio, en cuyos atrios tan solo se echa en falta la música de Ketèlbey para parecer un auténtico mercado persa.

  3. Si la Iglesia de Cristo se dedicase a seguir a Cristo y anunciase Su evangelio en vez de seguir al Cesar, sería muchísimo más creída -y con ello muchísimo más efectiva en su misión-

    No queremos esta gentuza mentirosa y llena de odio en TABARNIA.

  4. Este hombre tiene tanto odio como inteligencia.

    Es demasiado peligroso.

    No me extraña que con clérigos tan retorcidos como él haya tantos políticos que quieren laicizar el país.

    Y en cierto punto tienen razón: si estos animales, por su influencia profunda en la sociedad, promueven el independentismo -y llevamos más de 100 año así, tanto en Cataluña como en la Vascongadas-, es mejor para todos no mantenerles con dinero público ni permitir que tengan mas influencia que la que a titulo individual cada ciudadano esté dispuesto a concederles, dentro de su libertad religiosa e ideológica.

    Lamentablemente y con todo el dolor de mi corazón la realidad nos dice que eso es lo mejor.

    No todo es masonería y sionismo.

    La clerigalla nacionalista se lo ha ganado a pulso.

  5. Este edificio diabólico llamado Montserrat, hace que los que habitan en él pierdan la razón, mira que firmar como “monjo de montserrat” que no es NADA,, ni una nueva o vieja orden religiosa, o una categoría eclesial, solo NADA pero queda bien entre los RACISTAS y SECTARIOS amarillos.

    Se olvidan que es un experto SEPULTURERO, pues fue elegido por el lumbreras Zapatero como tal

  6. Si en todos los estamentos de la sociedad catalana se infiltrado el virus maligno de la traición e insolidaridad a quién le ha estado dando de comer, no podía ser menos en la Iglesia. Tenemos el caso del malnacido bisbe Novell, de la monja cojonera Lucía Caram, de los 400 indignos curas que han firmado no se qué panfleto-basura, y ahora sale el tal Hilario al que su declarada demencia senil le lleva a dividir a los catalanes en lugar de predicar el Evangelio que es para lo que le consagraron.
    Omella mira para otro lado, no vaya a ser que ganen los malos y se vea colgado de la brocha.
    La Conferencia Episcopal Española hace como que no se entera. Todo sea por la pasta.
    Y Bergoglio… Qué dice? No sabe. No contesta.

  7. Valiente sinvergüenza, decir que España se anexiono Cataluña en el 1714 !!!!

    Sinvergüenza, en el 1714 Cataluña aposto por un rey para España de la que formaba parte desde los reyes católicos, y se equivocó.

    Por cierto en el fosas de las moreras hay una leyenda que dice: Aquí no se entierra a ningún traidor.
    yo añadiría: *entiéndase por traidor a todo aquel que no sea partidario de los Austrias, piense por si mismo o modernamente piense diferente de los dictados de la TV3%.

    La realidad es que la Iglesia Católica siempre ha jugado a dos bandas:
    Mientras un obispo acompañaba al dictador Franco a bendecir la inauguración de un pantano, en el monasterios de Montserrat se estaba adoctrinando a Ios futuros lideres independentista ( y de paso en el País Vasco se alentaba la creación de ETA y posteriormente no se oficiaban misas por las victimas de ETA, mejor que les hicieran el entierros a los Guardias Civiles en Andalucía o Extramdura).

    La iglesia Católica tiene muchísima culpa de las tensiones políticas en España y tiene todavía mucha proyección sobre el nacionalismo vasco (PNV) y delincuentes como el monaguillo Junqueras que es de misa diaria.

    Desde siempre el monasterio de Montserrat ha sido un nido de RATAS.

    TABARNIA no necesita a estos individuos sectarios.

    1. Dice mucho más, todo mentira.

      Resumiendo en una frase: “Cataluña es una colonia española”

      Este mal nacido querrá decir que España es una colonia catalana desde 1714.

      La consecuencia lógica como “colonia” es que quiere “independizarse”

      Otra mentira: la mayoría de los catalanes, sean nacionalistas o no, NO quieren independizarse.

      Los que quieren independizarse, mentiroso con hábito, son una minoría como él que hablan en nombre de la mayoría; y que como por haberse puesto la ley electoral a su conveniencia personal, dominan la sociedad catalana de una manera nada democrática.

      Con estos “amigos”, la Iglesia Católica no necesita enemigos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s