Libro: “Tramas ocultas de la Guerra del 98”


Tramas_98_BAJA.jpg

Tramas ocultas de la Guerra del 98

 Agustín Ramón Rodríguez González

Editorial Actas

 

Los españoles cometemos a menudo el error de analizar nuestro pasado desde una perspectiva puramente interna, sin comprender que existen factores internacionales que resultan decisivos para entenderlo. Aunque en la amarga crisis del 98 y en su resultado, que tan largas y hondas secuelas han dejado en nuestra conciencia y cultura nacionales, siempre ha sido evidente el enemigo exterior y principal, los Estados Unidos, pocas veces se ha tenido en cuenta y valorado suficientemente el papel determinante en muchos y complejos aspectos de la potencia por entonces hegemónica en el terreno naval, colonial y comercial, Gran Bretaña y su entonces colosal imperio.

Y ello no solo en lo puramente diplomático, sino en cuestiones que van desde el suministro de tecnología naval y militar a uno y otro bando, el permiso o el veto a importantes operaciones realizadas o planeadas por ambos contendientes, o la cuestión de quien iba a ser el heredero del imperio colonial español, especialmente en el Pacífico, donde la amenaza japonesa era tan preocupante como creciente, por no hablar incluso de amenazas directas.

Estas realidades, muy notorias para los españoles de la época, pero luego normalmente relegadas a un muy segundo plano, explican de forma más clara y contundente que los enfoques tradicionales tanto el planteamiento de la contienda, como su desarrollo y desenlace. El hecho fue que era una guerra imposible de ganar, y esto fue algo que pesó duramente en la conciencia de los políticos, diplomáticos y marinos españoles.

4 comentarios

  1. Gran Bretaña era aliada de Estados Unidos (aún que oficialmente era neutral) e impidió a España el uso del canal de Suez en la guerra del 98.

    Por otro lado, la pretensión de Estados Unidos era abrir Cuba, Puerto Rico, Filipinas, Guam y Palaos al comercio (jugando con la carta marcada de que Estados Unidos es muy grande y tiene economías de escala que nadie ha podido superar, salvo China hoy)

    La venganza vino cuando Gandhi se inspira en la independencia de Filipinas para independizarse de Gran Bretaña ( y la India era considerada la “joya de la corona” en el imperio)

    Una curiosidad:

    La batalla de Cavite tiene lugar cuando Estados Unidos y España ya habían firmado la paz. (Dewey, antes de entrar en batalla, había cortado el cable del telégrafo que unía Manila con Hong Kong; por eso nadie se entero)

    España intenta hacer valer este hecho en el tratado de París, pero no logra nada.

    En cualquier caso sí hay una política de improvisación (o una mala política) respecto al armamento por parte del Congreso de los diputados. Y no hay excusa porque España tuvo que ceder las Carolinas a Alemania poco antes.

    La falta de industrialización española (agravada por la desamortización masónica), es en ultima instancia lo que impide que podamos hacer frente a los Estados Unidos.

  2. La guerra contra los separatistas cubanos se iba ganando gracias al general Valeriano Weyler, que utilizó el sistema de dividir la isla en trochas. Luego -¡oh misterios!- el Gobierno español le sustituyó por el general Blanco. Cánovas ya había sido “oportunamente” asesinado -¡qué casualidad!-. Más tarde, los USA hicieron la guerra sin motivo alguno; provocaron la guerra y ya está, que es lo que querían. Nada pudieron demostrar sobre la explosión del Maine. La guerra con los USA en el mar era imposible de ganar, pero el Ejército español de hecho les paró en seco en tierra, delante de Santiago de Cuba, en El Caney y Loma de San Juan, con un heroísmo digno de todo aplauso y admiración. ¡Vara del Rey! El Ejército sabía que a los USA les era imposible vencer dentro de la Isla. Pero la orden del Gobierno de Madrid fue de rendirse…. ¡Qué vergüenza sintieron los españoles en la Gran Antilla! ¡Qué miseria sufrieron después! ¿Por qué el Gobierno se empeñó en enviar antes la flota “carpintera” pese a la oposición del almirante Cervera, que obedeció y fue un hombre de honor? ¿Para demostrar a los españoles que debían rendirse? Pasemos a la actualidad.
    ¿Se quiere ahora demostrar a los españoles que hay que evitar un enfrentamiento civil en Cataluña entre unas y otras manifestaciones millonarias? ¿Es ese el “argumento” para ceder a los golpistas, para cambiar la Constitución por otra federal o confederal…? Las élites del poder en España, una vez más actuaron contra España. Y hoy actúan de nuevo. Siento “mezclar” el pasado con el presente, ¡pero es que cantan tan bien la Traviata…!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s