“El lodazal catalán”, por Javier Barraycoa


lodazal

La historia no ha acabado porque nadie quiere acabarla. Ya hemos apuntado varias veces en esta Tribuna que la convocación de unas elecciones a dos meses de la inaplicable aplicación del 155, era una contradicción.

Ello sólo podía corresponder a un tacticismo político y no a una Política de Estado, en el sentido más honroso de la expresión. Ni hay políticos de raza ni hay hombres de Estado, por eso estamos condenados a revolcarnos el lodazal catalán una y otra vez. Es un fangal que va devorando a todo el que se acerca a él y del que nadie puede salir límpido, porque nadie quiere limpiarlo.

Las encuestas y sondeos pueden equivocarse, pero todas apuntan más o menos hacia los mismo: una sociedad que seguirá fracturada. El mal llamado “unionismo” no conseguirá desbancar ni contundente ni electoralmente al nacionalismo, al menos de forma categórica como parecían indicar las grandes manifestaciones vividas en octubre. Recordemos además el efecto volátil del voto que se irá masivamente a Ciudadanos pero nadie sabe si se sabrá gestionar para que no emigre a la abstención en próximos comicios. En el mejor de los escenarios el “bloque constitucionalista” (al que ingenuamente todo el mundo incluye el PSC) logrará equiparase electoralmente a las fuerzas independentistas. Pero tenemos el ejemplo vasco nada alentador. La famosa legislatura entre PSE y PP, duró eso, una legislatura. SEGUIR LEYENDO …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s