La superpágina web de la Generalitat para que la gente localice su colegio electoral, funciona así: se pone cualquier DNI inventado, una fecha de nacimiento hasta incluso del siglo XVIII, cuatro datos más, y ale, ya te dice el colegio electoral del muerto.