dos

Hace tres años, escribía un artículo sobre los escándalos que rodeaban a Puigdemont siendo alcalde de Gerona. Por fuentes cercanas sabía que en el departamento pertinente de control de obras públicas de la Generalitat, se acumulaban dossieres y dossieres contra el entonces alcalde de Gerona por sus tejemanejes con la compañía de aguas. Ahora, de golpe, misteriosamente, ha despertado la fiscalía y ha puesto en marcha una investigación para intentar descomponer in extremis la imagen del President que le gustaría ser mártir. Tarde, muy tarde. El verdadero político es el que sabe dominar los tempos y las estrategias, y los gobiernos de España, movidos por mezquinos intereses, no han querido o sabido jugar sus bazas en los tiempos apropiados, pues ello ponía en peligro pactos y tácticas que beneficiaban a toda la casta política.

Este caso es uno de tantos miles, como la permisión del butifarrendum del 9N que el gobierno se tomó a risa y dio alas y remos al independentismo seguir leyendo.