violan-696x387.png

Suecia está viviendo una transformación demográfica sin precedentes debido a la masiva inmigración y a la llegada de grandes cantidades de refugiados procedentes de países en su mayoría africanos y árabes.

Las autoridades suecas están lejos de mostrarse eficientes a la hora de impedir que la islamización sea una realidad en territorio sueco. Además, pese a los numerosos casos de violaciones y delitos sexuales, siguen sin mostrar contundencia contra los delincuentes.

Este lunes se ha conocido el sorprendente caso que se ha dado en Suecia, donde un somalí de 17 años, pese a violar a una joven, ha recibido la nacionalidad sueca y el permiso de seguir residiendo en el país nórdico.

Fue en la localidad de Järfälla, donde este joven somalí, junto a otros dos jóvenes, también somalíes, violaron a una joven. Dos de los tres somalíes detenidos ya tenían la ciudadanía sueca, mientras que uno de ellos, presentó su solicitud poco días antes de que tuvieran lugar los hechos. Pese a ello, la solicitud de obtener la nacionalidad sueca continuó adelante, aceptándose pocas semanas después de que tuviera lugar la violación.