La Cataluña que nos espera. No me extraña que los Pujol llevaran todo su dinero a Andorra.