detenido-en-vitoria-un-captador-de-yihadistas-y-en-alicante-una-mujer-que-intento-viajar-a-siria-con-sus-hijos.jpg

Los datos que avalan esta tesis son muchos. Ahí van unos ejemplos de cómo, con nuestros impuestos, hemos financiado a los yihadistas.

En estos momentos tan duros para Barcelona y todos los españoles, recordemos la excelente labor de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado combatiendo a esta lacra. Lacra que se beneficia de ayudas públicas de importante cuantía pagadas por todos los españoles. Estos son algunos ejemplos.

Saib Lachhab: yihadista de 41 años, fue detenido el pasado mes de febrero. Estaba cobrando 625 euros de la Renta de Garantía de Ingresos y 250 euros más como complemento de vivienda.

Samir Mahdjoub: argelino de 44 años, fue arrestado por la Guardia Civil el pasado mes de febrero. Estaba cobrando 650 euros al mes a través de las ayudas públicas y un complemento de 250 euros de ayuda al alquiler.

Redouan Bensbih: marroquí de 26 años, murió en Siria combatiendo en las filas del Estado Islámico mientras recibía una ayuda pública de 836 euros al mes. Siguió ingresando el subsidio en su cuenta bancaria después de haber muerto durante 5 meses más.

Ahmed Bourguerba: argelino detenido en julio de 2015. Estaba cobrando 625 euros en ayudas más 250 euros como complemento de alquiler.

Mehdi Kacem: marroquí de 24 años detenido por la Policía Nacional el pasado mes de enero. Al mes recibía en ayudas más de 800 euros.

Annas B: marroquí detenido por la Guardia Civil el año pasado. Se hizo pasar por refugiado para poder cobrar más de 600 euros al mes en concepto de ayudas sociales.

Y casi la tercera parte de los españoles, trabajando 8 o más horas al día, con su esfuerzo ganan menos de 900 euros netos de salario al mes para mantener a su familia y pagar impuestos.

¡INDIGNANTE!