arran

En las fiesta mayo de Sabadell ha aparecido un cartel más que preocupante. Es un cartel de los cachorros de la CUP, los de “Arran”. Adoctrinados en las ideas revolucionarias más clásicas, ya saben que el “terror” da muy buenos réditos políticos.

La delación, el miedo a ser acusado, el terror. Esto ya lo conocimos en el 36 y luego en el stalinismo. Ahora en la Cataluña posmoderna, vuelve a renacer.