medicos_baleares_catalan_linguistica_imposicion_090401_efe_250138.jpg

El gobierno de Baleares,, finalmente, no requerirá que médicos y enfermeros acrediten los conocimientos que tienen de catalán durante las próximas oposiciones del Servicio de Salud.

La información, que ha salido publicada en el Boletín Oficial autonómico,  ha sorprendido a los nacionalistas, porque rompe la promesa del gobierno regional de ejecutar la imposición lingüística.

El Servicio de Salud se ha excusado en que se trata de una “moratoria de dos años” que se ha tenido que plantear por la “carencia de profesionales” que pueden acreditar los conocimientos mínimos de catalán.