birmania.jpg

Aung San Suu Kyi, Premio Nobel de la Paz y presidenta de Birmania es la responsabñe de la matanza de musulmanes que está llevando a cabo en su país.

En Birmania la gran parte de la población son budistas, aunque existe una minoría musulmana, los Rohingya, que han protagonizado varios ataques terroristas.

Ante ellos, los birmanos no están dudando en llevar a cabo un terrible genocidio contra los musulmanes, incluyendo una limpieza étnica, asesinatos y violaciones masivas.

En tres días, 3.000 musulmanes han sido asesinados en Birmania, y 50.000 han abandonado sus hogares huyendo de la violencia desatada en el estado de Rakáin, en el norte de Myanmar.