captura1.jpg

«Los acusados son gentes trabajadoras

que tienen hijos nacidos en Cataluña” (Salellas)

 

La ambigua condena del atentado terrorista de Barcelona por parte de la CUP, no tiene por qué extrañar a nadie. Saben guardar una equidistancia precisa respecto al islamismo incluso bajo su forma terrorista.

Lo que no ha corrido tanto es que el diputado antisistema Benet Salellas (del que ya denunciamos por su ingente patrimonio), se encargó de la defensa de los 11 terroristas que intentaron atentar en el Metro de Barcelona en 2008.

La Guardia Civil abortó entonces el ataque casi en el último momento y la Audiencia Nacional condenó a los terroristas (10 pakistanies y un hindu) a seis años de prisión y a la deportación.

Salellas describió la acción de la Justicia como «cínica» y como una prueba de la «inseguridad jurídica» que padecían los yihadistas. «Los acusados son gentes trabajadoras que tienen hijos nacidos en Cataluña. Todo es mentira», afirmó entonces Salellas.