El grupo municipal barcelonés de la CUP-Capgirem ha denunciado (que no condenado) el atentado de las Ramblas como una forma de “terrorismo fascista fruto de las lógicas internacionales del capitalismo“.

Este es el breve y vomitivo comunicado de la CUP:

“Ante la situación de terror vivida hoy en nuestras calles, desde la CUP CAPG Barcelona manifestamos nuestro apoyo y solidaridad con las peatones que han sido víctimas del atentado y nuestro rechazo frontal a todas las formas de terrorismo fascista fruto de las lógicas internacionales del capitalismo.

Rechazamos, también frontalmente, todas las interpretaciones y actuaciones racistas y clasistas que estos hechos desencadenarán con el objetivo de profundizar los procesos de represión y militarización de la sociedad. Llamamos a la unidad popular, la solidaridad y la reflexión colectiva en clave antifascista, anticapitalista e internacionalista.”

Original catalán aquí.

tur1.jpg