torre

La retirada de los proyectos hoteleros previstos en Barcelona por las cadenas de lujo Hyatt y Four Seasons han provocado la pérdida de 4.000 empleos en la ciudad, cuyo Gobierno municipal acordó en julio de 2015 una suspensión de licencias para elaborar un Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (Peuat), aprobado antes del verano. La retirada de estos dos proyectos tendrá un impacto económico negativo de más de 300 millones de euros en la ciudad.