Alfonso_Sala.jpg

Alfonso Sala

 

En 1924 sería nombrado presidente de la Mancomunitat Alfonso Sala y Argemir (futuro Marqués de Egara), un catalán anticatalanista hasta la médula, pero sinceramente regionalista. Su misión, que acogió con entusiasmo, fue “descatalanizar” la Mancomunitat. Quería redirigirla para que simplemente fuera cuerpo administrativo y no un instrumento del catalanismo. A pesar de su sentir regionalista no pudo evitar que en 1925 la Mancomunitat fuera suprimida. Alfonso Sala había colaborado con Primo de Rivera convencido de que se mantendría un “sano regionalismo” y de que la Mancomunitat podía ser un instrumento adecuado para Cataluña. Tras su supresión se sintió fuertemente decepcionado. Otros catalanes que colaboraron en esta labor fueron Darío Romeo, Barón de Viver, del que ya se ha hablado, o Ferran Fabra y Puig, Marqués de Alella.