Se acabó la prepotencia de la CUP y del nacionalismo. La provocadora concentración de la CUP contra la Guardia Civil, ha tenido una contundente respuesta en la ciudadanía no nacionalista.

El nacionalismo no conseguirá batasunar Cataluña. Ni un paso atrás frente al nacionalismo.