Tanto hablar de choque de trenes y ha sido uno de cercanías el que se ha acabado estrellando solito. Toda una metáfora del “prucés”. Los separatistas están esperando un choque sin saber que son un “carrilet” que se ha descontrolado y chocará no contra otro tren: sino contra un muro y descarrilando de paso. El choque de la estación de Francia ha costado 54 heridos. Esperemos que la taradura independentista sólo provoque inhabilitaciones y suspensiones.

choque.jpg