miercoles-4.jpg

La patronal Foment ha elaborado un documento, a través de su comisión jurídica, en el que reclama que la ley del referéndum no debe llegar al Parlament ni, “en ningún caso, votarse”. La comisión jurídica de la patronal entiende que “el texto presentado impone una declaración unilateral de independencia exprés con una simple mayoría de votos y que en caso de llevarse a la práctica supondría un golpe de Estado jurídico contrario al derecho interno e internacional, y un ejercicio de enorme irresponsabilidad política de consecuencias impredecibles”.