La Coordinadora d’Associacions per la Llengua Catalana (CAL) es una de tantas tapaderas del secesionismo catalanistas. Con la excusa de la lengua, cuentan con numerosísimos locales y subvenciones. Desde esos centros se pretende “crear” la conciencia dels “països catalans”. La semana pasada recibió un ataque con pintura una de sus sedes. Esta es demostración más de la fractura que el nacionalismo ha producido en la sociedad catalana.

 

cal