Informa lacontradeportiva

Se las prometían muy felices los que pensaban que con el adiós de Collet se había acabado el ponerse al servicio de las instituciones independentistas entre los dirigentes pericos. Esta vez ha sido el Consejero Delegado del Espanyol Ramón Robert el que en nombre del consejo de administración se ha doblegado vergonzosamente a una asociación secesionista. El club ha firmado un convenio con la asociación Plataforma per la Llengua. En un país normal esto no debería ser ningún problema, el Espanyol es un club catalán y no pasa nada porque fomente el catalán o por supuesto el castellano, las dos lenguas de nuestra tierra.

El problema es que la asociación con la que hoy el RCD Espanyol ha firmado un acuerdo para que los entrenadores y jugadores hablen en catalán no es más ni menos que abrir las puertas de nuestro club a una asociación radical que fomenta el odio a todo lo que no sea el independentismo, basta con darse un pequeño paseo por su página web www.plataforma-llengua.cat o leer los twits cargados de inquina rupturista de Neus Mestres, la señora que aparece en la foto junto a Ramón Robert y directora de la asociación.