La casa Golferichs de Barcelona


 

g1.jpg 

Cuando se pasea por el centro de Barcelona es habitual encontrarse con preciosos edificios de estilo modernista, cada uno encierra su particular historia y misterio. Edificios que nos hablan de otra época, pero que se proyectan de manera atractiva en el presente. Uno de esos edificios mágicos es la Casa Golferichs, sita en la Gran Vía de Barcelona, a la altura de la calle de Viladomat. El edificio fue construido a principios del siglo XX, concretamente en 1901. Fue diseñado por el arquitecto Joan Rubió i Bellver por encargo de Macari Golferichs y Losada, ingeniero de caminos, comerciante de maderas exóticas, coleccionista y hombre de cultura.

g2.jpgFue una de las primeras grandes obras de Joan Rubió i Bellver, obteniendo el primer premio del Ayuntamiento de Barcelona por el mejor edificio terminado durante el 1901. Popularmente era conocido como El Chalet. A raíz del paso del tiempo y de los cambios sociales motivados por acontecimientos políticos, el edificio se ha utilizado para diversos fines. En 1936 fue víctima de la confiscación que sufrió la familia Golferichs por militantes libertarios con la intención de convertirlo en una universidad liberal y popular. Tras la guerra civil se convirtió en escuela religiosa, de dominicos y, a finales de los años sesenta, un promotor privado la adquirió con la intención de derribarla y construir pisos. Este hecho desencadenó insistentes protestas vecinales que evitaron que «El Chalet”, como era conocida, desapareciera por la especulación.

g3En 1980 el Ayuntamiento de Barcelona recuperó la propiedad del inmueble gracias a la lucha y ocupación física del edificio cuando entraron las grúas por parte de la Asociación de Vecinas y Vecinos del barrio (la Izquierda del Ensanche) con la ayuda de la Asociación de Vecinos de San Antonio y el apoyo de Ignacio Solá-Morales.  Finalmente, en 1989, la Casa Golferichs se abre como espacio de participación ciudadana, acogiendo la sala de exposiciones y el salón de actos del Centro Cultural y Cívico llamado «Golferichs – El Xalet».

El edificio principal presenta una interesante combinación de volúmenes y materiales (mampostería, ladrillo visto y cerámica) y uso de elementos neomedievales. Las aberturas son neogóticas con un pequeño tímpano cerámico en las ventanas principales. La tribuna sobre la puerta de acceso presenta ricas combinaciones de cerámica multicolor y ladrillo vidriado que complementan el alero trabajado sobre el que descansa. El conjunto del Centro cívico también incluye un edificio anexo.

g4.jpeg


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s